Windows 7 permite a XP en modo virtual, pero no en todos los procesadores

5 May 2009 en Software

Windows 7 tendrá un modo virtual para correr Windows XP. Para que esto sea posible, el procesador de la PC tiene que tener tecnología de virtualización de hardware. Tanto Intel como AMD han trabajado en el tema y han incluido dicha tecnología en sus chips, aunque no en todos.
Intel cuenta con Intel-VT y AMD con su AMD-V. Windows XP Mode sería el primer producto en poner estas características en acción, al menos en el lado cliente, tal como lo destaca Nathan Brookwood, investigador de Insigth 64. “Muchas de estas características nunca se usan pero alientan a los usuarios que tienen que hacer una nueva compra,” nos dijo.
Intel-V está presente en algunos modelos bastante viejos de Pentium 4, los 662 y 672, pero no en algunos de los Core 2. Algunos chips Atom tiene VT, pero no así todos los procesadores Pentium-D. La familia Core 2 presenta variaciones importantes, según se puede ver en esta lista de productos Intel.  En el caso de AMD, su AMD-V está presente a partir de 2006 en sus Athlon 64 y Athlon 64 x2 y en familias “F” o “G” sobre socket AM2. Generaciones anteriores con socket 939 no tienen AMD-V. La familia Sempron tampoco la soporta.
Windows XP Mode estará en las versiones high-end de Windows 7, como Professional, Enterprise y Ultimate.
Según un vocero de Intel, “estos sistemas operativos high-end coincidirán con procesadores high-end que tienen VT.” Del lado de AMD, no se hicieron declaraciones al respecto.
Analistas como Brookwood creen que la mayoría de las ventas de Windows 7 serán con máquinas nuevas ya que “la gente que ya tiene una plataforma anterior, raramente actualiza su sistema operativo si su máquina tiene algunos años.”
Lo positivo resulta ser aquí que el temor a la incompatibilidad de aplicaciones se disipa y eso hará que mucha gente compre una nueva máquina con Windows 7.
“La compatibilidad retrospectiva maneja las objeciones que pueda presentar la venta de nuevas máquinas con Windows 7 y eso le da sentido a este enfoque de Microsoft,” concluye Brookwood.