Windows 10: Más una nueva estrategia que una nueva versión

Windows-10 Productos

Windows 10 está disponible desde la semana pasada. Como veremos en este artículo, Microsoft está apuntando mucho más allá del ambiente de los sistemas operativos para desktops, smartphones o tablets. Su mira está puesta en Internet de las Cosas (IoT, por Internet of Things), el nuevo coto de caza que promete abundancia de negocios y crecimiento para los próximos años.

En principio, recordemos que ell upgrade es sin cargo para aquellos usuarios que utilizan Windows 7 u 8, según el anuncio realizado por la propia Microsoft. Los usuarios de Windows 7 representan, según la firma investigadora del ambiente Web, Net Applications, un sesenta por ciento del mercado de los sistemas operativos desktop. Para esos usuarios, Windows 10 será la solución a muchos de las objeciones que los llevaron a no adoptar Windows 8. Y la interfaz de usuario está entre los temas que se han solucionado.

Terry Myerson, VP Ejecutivo a cargo de Microsoft Windows and Devices, señaló que “en primer lugar, debemos decir que Windows 10 es más rápido y amigable o familiar. Con el menú Start que tan familiar resulta, la barra de tareas y el escritorio, se aprovecha la experiencia que ya tiene la gente. Con Live Tiles se logran actualizaciones de lo que sea importante para cada usuario y en forma instantánea.”

En Windows 8, Microsoft reemplazó el menu Start o Inicio con el que todos estábamos familiarizados y apareció la pantalla Start (apta para el trabajo touch). Esto resultó muy incómodo incluso para muchos usuarios partidarios de Windows. Ahora, Windows 10 adopta el menú Start incorporando algunos detalles de modernización como los bloques Live de actualización, paneles que muestran en resumen la información relativa a las aplicaciones que se utilizan.

 

Para las empresas, mayor seguridad

En cuanto a la importancia de la nueva versión para las empresas, podemos decir que Windows 10 tiene una nueva constitución en cuanto a seguridad. Los clientes con acuerdos de licenciamiento en gran volumen podrán comenzar a actualizar a Windows 10 ya mismo. Utilizando la tecnología Passport de Microsoft, las empresas, según Brad McCabe, gerente de marketing de productos Windows, “podrán acceder a sus aplicaciones de negocio sin necesidad de contraseña. Por ejemplo, Windows Hello, puede utilizar la cámara RealSense 3D de Intel para disparar accesos basados en el rostro del usuario. Y no hay forma de burlar a la cámara, ya que su tecnología infrarroja permite distinguir si alguien usa una foto en lugar de un rostro real.

Y en las empresas donde quieran seguir utilizando el esquema de usuario y contraseña, también se puede lograr mayor seguridad con Windows 10. “Con Credential Guard podemos bloquear una cantidad de eventos que intentan apoderarse de las credenciales de usuario,” dice McCabe al referirse a la nueva tecnología de protección de acceso para empresas. Otra mejora útil para la productividad es la de Continuum, la interfaz de usuario para pasaje veloz de desktop a Tablet y viceversa, muy práctica para las PCs “dos en uno.” También tenemos al asistente virtual Cortana de Microsoft, junto con otros elementos orientados al trabajo en empresas. Jim Alkove, VP corporativo del grupo Enterprise and Security in Windows and Devices, destaca que “se está introduciendo tecnología revolucionaria con nuevas clases de dispositivos como los HoloLens y Surface Hub. Estos dispositivos redefinen la productividad en el espacio del trabajo. Esperamos que Windows 10 permita una cantidad nunca antes vista de nuevos e innovadores dispositivos, desde PCs y teléfonos, a Surface Hub y HoloLens.”

 

Internet de las cosas, el ángulo estratégico

 

Los fabricantes de desktops, notebooks y tablets esperan que Windows 10 pueda remediar la amarga experiencia sufrida con Windows 8 y que las ventas de nuevas máquinas con Windows vuelvan a florecer.

Por su parte, Microsoft también tiene grandes expectativas para Windows 10, pero no pasan completamente por la recuperación del espacio de los sistemas operativos móviles, donde ha perdido terreno a manos de Apple y Google. Se trata de ganar una posición sólida en el espacio de IoT (Internet of Things o Internet de las Cosas), que promete ser de abundantes ganancias en un futuro cercano.

Windows 10 representa la cabecera de playa de Microsoft para incursionar en IoT mediante un sistema operativo y servicios accesorios útiles para “cosas” que no son precisamente las tradicionales computadoras. Tal como lo describe el analista de Ovum Richard Edwards, a Microsoft lo agarraron mal parado cuando Google se basó en el kernel de Linux para producir el sistema operativo Android que hoy domina en el mercado de smartphones y tablets. Y esta vez, el nuevo CEO de Microsoft, Nadella, ha preparado las cosas para que Microsoft no quede desairado. Nadella conoce el negocio cloud.

Aparentemente, en la visión de Microsoft aparece una variedad de dispositivos y máquinas conectándose en IoT. Y es por eso que ha creado tres versiones diferentes de Windows 10, apuntando a también diferentes categorías de uso.

 

La primera es Windows 10 IoT para pequeños dispositivos con procesadores ARM o X86, 256MB de RAM, 2GB de almacenamiento, sin Shell o sea sin la interfaz que permite acceder a los servicios del sistema operativo y utiliza aplicaciones y drivers universales.

 

Luego tenemos a Windows 10 IoT para dispositivos móviles con procesadores ARM, 512 MB de RAM, 4GB de almacenamiento, Modern Shell y aplicaciones y drivers universales.

 

La tercer versión es Windows 10 IoT para dispositivos industriales con procesadores x86, 1GB de RAM, 16GB de almacenamiento, Desktop Shell, aplicaciones Win32 y aplicaciones y drivers universales.

 

La primer versión, la que es para pequeños dispositivos, es sin cargo. De esta manera, Microsoft quiere incentivar a los fabricantes para que construyan sus nuevos dispositivos inteligentes conectables utilizando Windows 10 IoT. Esto puede ir desde micro kioscos a unidades de automatización hogareña, máquinas industriales, sistemas robóticos e innovadores aparatos médicos.

Edwards opina que Microsoft realizó un buen trabajo presentando la idea de un “Windows Único” en su reciente Worldwide Partner Conference. Allí, demostró cómo las empresas pueden aprovechar las capacidades de Windows 10 IoT para proteger, asegurar, administrar y monitorear dispositivos IoT. Pero Microsoft quiere que el mercado sepa que su estrategia en IoT va más allá de dispositivos que corren con Windows 10 y se refiere claramente a los servicios de Azure IoT.

Actualmente, los servicios IoT de Azure comprenden a Azure Event Hubs, Azure DocumentDB, Azure Stream Analytics, Azure Notification Hubs, Azure Machine Learning, Azure HDInsight, y a Microsoft Power BI. La gente de Microsoft ha comprendido claramente que serán muchos los caminos que se abrirán en la cadena de valor de IoT y es por eso que está creando una variedad de componentes que sus socios de negocio pueden combinar, mejorar y extender a medida que el mercado evolucione.

El mercado dirá si Microsoft logra el éxito en su estrategia “One Window.”