Virtual Tape: un crecimiento parejo en utilización y performance

27 Feb 2005 en Storage

La llegada de arquitecturas de cinta virtual benefició al almacenamiento de datos en cartuchos de cintas y la convirtió en una de las pocas soluciones de tecnología que mejora la utilización y la performance, al tiempo que reduce el costo total una vez instalada. El concepto de virtual tape tuvo como pioneros a StorageTek y a IBM, quienes lo popularizaron en ambientes de computación mainframe y los primeros subsistemas de esta clase aparecieron en el año 1997.
Los beneficios de virtual tape han sido bien documentados y ya están disponibles para el mercado de sistemas de computación no-mainframe. Virtual tape combina el uso de discos y cintas en una arquitectura híbrida de almacenamiento. Al embeber arreglos de discos como front-end de una librería robótica de cintas, el almacenamiento en disco sirve como reservorio caché a la librería que tiene mayor capacidad a menor costo, de la misma forma que un caché de disco estándar lo hace con su disco.
La imagen de dispositivo que se presenta ante el sistema operativo es la de un drive de cinta más que el drive de disco físico que realmente está. De esta forma, se está “virtualizando” al disco haciéndolo aparecer como algo diferente a lo que es. La mayoría de los proveedores de almacenamiento en discos ofrecen alguna clase de imagen de cinta en sus subsistemas a medida que la virtualización de cintas avanza en ambientes que no son mainframe.
Políticas preestablecidas sobre tamaños de archivos, valor de los datos, convenciones de objetos y nombrado de archivos, además de patrones de uso, se aplican a determinar cuándo los datos deben moverse directamente de los discos a la librería de cintas sin que pasen a través del servidor. En esos casos, la funcionalidad basada en políticas reside fuera del servidor, controlando directamente el movimiento bi-direccional de los datos entre discos y múltiples archivos virtuales en cinta que se asignan y graban en un mismo cartucho.
El beneficio de esto es una mayor utilización del espacio en cintas en comparación con el almacenamiento sobre cintas no virtuales. También se logra mayor performance porque los datos se pueden acceder desde el caché en disco y porque se pueden definir más drives de cinta de los que existen físicamente. También está el ahorro de reducir la cantidad física de drives de cinta y cartridges.
Virtual tape permite que muchos archivos residan en un mismo cartridge. El acceso concurrente a más de una archivo en un cartridge de cinta no es práctico. Así es que la densidad de acceso y sus problemas descritos en el artículo anterior, están a la vuelta de la esquina para las cintas, pero en una forma bastante diferente y, por ahora, equilibrada.