Veeam: Continuidad del negocio para todo tamaño de empresa

martin-colombo-3

Martín Colombo- Regional Manager    de Veeam

En la actualidad, el funcionamiento de casi todas las organizaciones se basa en el uso de recursos informáticos. Hemos entrado en la era de la empresa digital y la actividad de la empresa puede llegar a cesar si se detiene el funcionamiento de sus sistemas de información. Cuando se produce la caída de los servicios y la funcionalidad que la tecnología de información presta a los procesos del negocio,  las pérdidas pueden llegar a ser muy severas. Si bien existen diferentes métodos para el reinicio de las operaciones, la calidad y el tiempo en el que se logran los objetivos de puesta en marcha deben primar a la hora de decidir la adopción de una plataforma de recuperación. Y eso no es sólo en términos del dinero que se pueda resignar en concepto de ventas. Los daños que se producen en términos de confianza del cliente, imagen de la empresa, satisfacción de usuarios tanto internos como externos y muchos otros factores, pueden llegar a ser irreparables.

Muchos de los casos en los que el centro de datos o la infraestructrura de IT de una empresa sufren daños importantes no pueden ser evitados o previstos. Por esa razón se han encasillado en el término “desastre.” Esos desastres pueden ser de mayor o menor grado y, en cualquiera de sus variantes, si la empresa quiere seguir operando debe tomar los recaudos necesarios.

También es una realidad que la mayoría de los centros de datos de grandes empresas e incluso las organizaciones de menor tamaño, tienen hoy una plataforma operativa virtualizada con sistemas de VMware o de Microsoft con su HyperV. Entre esas dos vertientes de virtualización está la mayor parte de los usuarios de esta modalidad, siendo VMware el líder del segmento. Veeam se ha especializado en dar soporte de respaldo y continuidad en estos dos ambientes informáticos y se ha convertido en un líder en recuperación ante desastres y respaldo de datos y aplicaciones.

Datamation entrevistó a Martín Colombo, Director Regional de Veeam. La idea de esta entrevista, más que la de describir productos, fue la de reflejar cómo y cuándo la tecnología de Veeam entra en juego y qué ofrece en términos de garantizar el funcionamiento continuo del IT de la organización.

¿La continuidad es importante sólo para grandes empresas?

En realidad esto dejó de ser así hace mucho tiempo. Martín Colombo, basándose en su experiencia a nivel de varios países de la región, advierte que en las PyMEs “encontramos generalmente una especie de “cajita negra” que ya está virtualizada con HyperV o VMware y es un servidor en el que está el correo, el sistema de facturación y todo lo que necesita. Nosotros tenemos canales que ofrecen esas “cajitas” en las que está todo lo que dije antes más la protección que ofrece Veeam. Respecto al Hypervisor que se utilice, para nosotros es indistinto. Puede ser HyperV o VMware.”

Sabemos que las PyME recurren cada vez más a las aplicaciones entregadas en la nube y nos preguntamos si Veeam tiene un esquema de entrega de sus soluciones por esa vía. Respecto a ese creciente uso de cloud, Colombo nos explica que Veeam no compite en términos de ofrecer servicios de nube. “Nosotros lo que hacemos es brindar los recursos para que la información esté siempre disponible y el usuario la puede guardar o usar donde quiera, ya sea VCloudAir, Amazon, Google, un proveedor de telefonía o una nube privada. Veeam se ubica en el medio, en la protección.”

¿Alcanza con hacer buenos backups?

En nuestro quehacer periodístico hemos visto muchos casos en los que, cuando se habla de recuperación ante desastres, las empresas creen estar a salvo por el hecho de tener rutinas de backup y restauración. Pero cuando llega el momento de sufrir un desastre en el centro de datos, no se puede recuperar la performance de las aplicaciones y a veces se presentan incluso problemas de versiones, arreglos que se han perdido, etc. Le pedimos a Martín Colombo que nos comente la visión de Veeam al respecto y nos explica que lo que ellos ofrecen debe ser visto como una herramienta de disponibilidad y no de backup. “Lo que hacemos es garantizar la disponibilidad de la data y de las aplicaciones siguiendo los conceptos de RPO (Recovery Point Objective) y RTO (Recovery Time Objetive). Uno se refiere al volumen y el otro al tiempo de recuperación. En Veeam hemos acuñado el término RTPO que abarca ambos enfoques y garantizamos que todo estará funcionando en menos de 15 minutos. Y esto cabe para todo tamaño de empresa. Tenemos empresas muy pequeñas con sólo un servidor virtualizado y otras que tienen miles de procesadores que están siendo respaldados.

Veeam availability suite

La suite de disponibilidad de Veeam garantiza la condición “Allways-On-Business y el cumplimiento de los SLAs y cierra la brecha entre el nivel de disponibilidad que brinda el departamento de IT y lo que los usuarios esperan

La replicación: una necesidad si se quiere estar a salvo de interrupciones

Otro tema que tiene proximidad con el accionar de Veeam es el de la replicación; actividad que se puede llevar a cabo bajo diferentes enfoques o variantes. “Uno de nuestros productos estrella se llama Backup and Replication,” nos comenta Martín. “Nuestra replicación es siempre asincrónica. Utilizamos el concepto conocido como near continuous, que de hecho es un proceso que termina y vuelve a comenzar en forma constante. La ventaja respecto a la modalidad sincrónica es que, en el caso de que se comenta algún error con el software, con dicha modalidad tendremos enseguida la versión errónea en el recurso activo y en el respaldo. Por ejemplo: si se le borra un archivo de booteo a Windows, Windows sigue andando hasta que tenga que iniciar de nuevo. Recién allí te das cuenta del problema y lo tienes en los dos lados.”

Como sabemos, en las actividades de replicación y respaldo continuo, el ancho de banda juega un papel muy importante en la performance de los sistemas, sobre todo en ambientes virtualizados. “Veeam nació con poco ancho de banda y por eso se lo puede ajustar para que haga o no determinadas cosas cuando hay poco ancho de banda. Se puede dar prioridad a las actividades o aplicaciones según su importancia. Algo interesante de Veeam es que la primer copia o replicación, que suele ser la más dura de lograr, permite que llevemos un backup al lado de replicación y lo carguemos convirtiéndolo en la réplica. Así, luego se compara para ver qué está distinto entre el lado A y el lado B y se actualiza. Esta modalidad se denomina seeding (sembrado) en la que me llevo el original del lado primario al secundario y lo planto allí. Así, se evita hacer la réplica entera viajando por el vínculo, algo que puede tardar mucho.”

Colombo también nos explica que, en algunos casos las organizaciones como los bancos, por ejemplo, que tienen que tener la data duplicada en todo momento, utilizan recursos de replicación o duplicación a nivel del hardware que utilizan. Veeam se ocupa de que ese hardware, que siempre debe tener un plano virtualizado, sea debidamente replicado con toda la seguridad necesaria.

En el caso de que el lado primario esté virtualizado y se desee reiniciar la operación en un tercer sitio que no ha sido aún virtualizado, Colombo nos explica que como Veeam corre sobre Windows tradicional, de modo que habrá que restaurar la infraestructura virtual y luego utilizar la réplica sin problema. Aunque en el sitio de replicación que se utiliza para el failover haya hardware más lento o de menor prestación, se podrá continuar prestando los servicios, tal vez un poco más lentamente. Una vez que se han solucionado los problemas, se puede volver a lo que se denomina failback, al sitio principal. Mientras tanto, los clientes y procesos de la empresa habrán seguido en funcionamiento. Si el sitio primario ha sufrido una devastación total, se puede utilizar el método de seeding llevando todo lo que está en el sitio de réplica al sitio primario.

Veeam con System Centre

Veeam en conjunto con System Center de Microsoft brindan protección y visbilidad app-to-metal (Del software al hardware)

 

En este punto, viene al caso preguntar acerca de la seguridad o confianza que podemos tener en que todos los datos y aplicaciones estén realmente en condiciones. “Nosotros tenemos dos aplicaciones, Surebackup y Surereplica. Una vez que han terminado de hacer una réplica o un backup, funcionando en el momento que se indique para optimizar recursos y funcionando en paralelo, estas aplicaciones hacen una restauración automática. Se usan para datos importantes y simulan el caso de que ocurriese un desastre, armando una red paralela y  haciendo una restauración de prueba. Luego, informará que se probó el sistema operativo, las aplicaciones y otros elementos, ya que se le puede, por ejemplo, indicar que haga un query de una base de datos que debe dar un determinado resultado. Así se tendrá una certeza del 99.99999% de que todo anda bien.

Canales de Veeam que ayudan a que el cliente se prepare a tiempo

En lo que hace a recuperación ante desastres, existen mejores prácticas y metodologías que incluyen relevamientos, pruebas periódicas y revisiones. La confección de los procedimientos convenientes a cada organización requiere de especialistas en el tema. Martín Colombo nos informa que Veeam no ofrece directamente servicios de consultoría en este terreno, pero que sí lo hace a través de sus canales o socios de negocio. “Toda nuestra comercialización y servicios llegan a través de dos capas, la del mayorista y la de un canal. Nosotros no trabajamos en forma directa con los clientes. Si tenemos un grupo de ingenieros que ayudan a los canales y a los grandes clientes y eventualmente los asistimos en el armado del plan de recuperación ante desastres.

La capacidad de dar prioridad según la importancia de aplicaciones, datos y procesos

Le preguntamos a Martín si es posible segmentar el accionar de las plataformas Veeam a nivel de aplicaciones con el objeto de dar prioridad a algunas de ellas. “Podemos manejar políticas. No es que nos integremos a nivel de la aplicación, pero sí lo hacemos a nivel de máquina virtual o de hypervisor. Por ejemplo, si SAP HANA corre en la máquina virtual 1, esa máquina virtual 1 puede tener un tratamiento especial. Se construye un job sólo para esa máquina.”

Veeam trabaja en base a tres grandes elementos, nos dice Colombo. “El primero es un proxy que representa el músculo, es el que trae toda la información, la comprime, la duplica y demás. Luego tenemos al backup server que es el cerebro, el que maneja los Jobs y por último el repositorio que es el estómago, donde se guarda toda la información. Es por eso que ese SAP HANA tendrá entonces un proxy server dedicado para que nunca tenga un cuello de botella. También tendrá un repositorio dedicado. En cambio con el servidor de backup, utilizará el que es común. El cerebro es uno solo. Músculos podremos tener todos los que queramos. Podemos definir por ejemplo que uno haga balanceo automático o no, que otro trabaje según su nivel de ocupación y, cuando se trata de aplicaciones centrales como SAP o Exchange, que tengan proxys y repositorios dedicados y trabajen en forma near continuous. Eso puede ser a nivel de máquina virtual, pool,  cluster e incluso granja de servidores.”

En cuanto a clusters, sobre todo en el las configuraciones activo-pasivo, Martín nos aclara que Veeam trabaja con el servidor activo y que, en el caso de caída, automáticamente se hace cargo del servidor que queda activo. Veeam no utiliza agentes, sino que funciona integrándose a través de todas las API (Application Programming Interface) de VMware o HyperV que se ocupan de esos procesos.

Integración con los principales arreglos de almacenamiento de datos

Actualmente la mayoría de las grandes organizaciones utiliza arreglos de almacenamiento de datos como los de Dell, EMC, NetApp, HPE, Hitachi, IBM, Oracle y otros. Respecto a este tema, Colombo nos informa que Veeam tiene un alto nivel de integración con algunas de esas marcas, como las líneas FAS de NetApp, 3PAR y LeftHand de HPE y con los VNX de EMC. Con esos equipos podemos integrarnos directamente para no tener que usar el snap-shot del hypervisor. En lugar de tomar ese snap-shot, vamos directo a algunas de las cajas que mencionamos antes y nos llevamos ese snap-shot. Al no usar el hypervisor, no se estresa la operación, ya que si se usa el snap-shot de VMware o HyperV, éstos tienen que recolocarlo actualizado en sus procesos y consumen tiempo extra.

Recordar que Veeam es sólo para plataformas virtualizadas VMware y Microsoft HyperV

Veeam trabaja exclusivamente sobre plataformas VMware o HyperV. No opera con hypervisores de los conocidos como bare-bone ni con ningún Unix o Hypervisores Linux o Citrix u Oracle Virtual, por ejemplo. “Por ahora no estamos porque nos movemos en función del mercado,” agrega Colombo. “Por ejemplo, KVM (Kernel-based Virtual Machine para Linux)tiene bastante actividad en nuestra región, pero a nivel global significa un 3% del mercado. A nosotros nos gustaría proteger también a KVM, pero cuando hablamos con la gente de investigación y desarrollo de Veeam, ellos están pensando en la participación global.”

En los entornos conocidos como Big Data, por ejemplo, ocurre lo mismo. Veeam no discrimina el tipo de aplicación, si es Hadoop u otra. “Si está debajo de VMware o HyperV, para nosotros es lo único que importa.”

Aprovechar el hardware especializado para aumentar la performance general

En el caso de arreglos de almacenamiento como Data Domain de EMC, que han sido diseñados expresamente para utilizar deduplicación, Veeam deja esa carga en manos de dichos equipos que operan con su gran eficiencia. Lo hace tildando una función llamada “dedupe friendly” con la que deja la tarea a quién la hace mejor.

Respecto a dispositivos más característicos de ciertas actividades, como lo son las librerías de cintas en los bancos, por ejemplo, Veeam lo único que necesita es que el sistema operativo Windows las reconozca. Puede ser VTL (Virtual Tape Library o un robot de cintas, indistintamente) Veeam no necesita tener una lista de hardware aprobado, con que exista el driver para Windows es suficiente.

Veeam a través de los proveedores de servicios

Los proveedores de servicios también utilizan Veeam. Pueden hacerlo los cloud providers de VMware o de Microsoft utilizando nuestro modelo de cloud. La otra opción es comprar licencias perpetuas y usarlas para dar servicio. Ya tenemos a varias empresas que hacen esto último. El modelo de licenciamiento es por procesador físico y no tiene restricciones respecto a la cantidad de máquinas virtuales que se configuren, la cantidad de memoria, los núcleos, etc.

En el modelo de cloud provider se hacen paquetes en los que se paga por cantidad de máquinas virtuales.

Martín destaca que el disaster recovery en la nube está mostrando un notable crecimiento. Veeam entrega sus servicios de protección a través de la nube mediante grandes proveedores como las telco o también a través de sus canales con el programa Cloud Connect. Cualquiera de nuestros canales puede convertirse en el proveedor de cloud de sus clientes para que respalden sus operaciones.

“Una de las notables fortalezas de Veeam está en su capacidad de investigación y desarrollo acompañando la evolución de VMware y de Microsoft, como ocurrió con Windows Server 2016 V 9.5. Generalmente son los primeros en acoplar sus soluciones a los adelantos que van incorporando esos dos proveedores, a la vez que siguen atentamente los avances que muestran otras tecnologías que van apareciendo en el mercado. Veeam libera una nueva versión importante anualmente,” concluye Colombo.