Tendencias clave para 2015 según Citrix

Citrix analiza las principales tendencias tecnológicas que continuarán avanzando y profundizándose en América Latina en 2015. En este sentido, se verán distintos cambios en las compañías en materia de TI que buscarán darle un orden a la transición hacia un espacio de trabajo móvil generado por una mayor movilidad empresarial, el crecimiento en el uso de aplicaciones y el incremento de dispositivos desde los cuales se accede a la información:

 

Humanizar la tecnología: este será uno de los principales focos en 2015 dónde el diseño centrado en el usuario será clave. Las fuerzas detrás de lograr que las computadoras actúen e interactúen como personas continuarán desarrollándose. En este sentido, el software debe tener un diseño centrado en el usuario y para hacerlo habrá que impulsar la innovación mediante la comprensión de sus necesidades y no solo en términos de la entrega de características y capacidades. Para lograr este objetivo, el diseño orientado al usuario se fomentará y aplicará a nivel ejecutivo.

Continúa el avance hacia la oficina virtual: la combinación entre las necesidades que plantean nuevas generaciones de empleados en relación al acceso y uso de tecnología en las empresas, una mayor penetración de dispositivos móviles en el ámbito corporativo (tanto personales como empresariales), la expansión de internet y el avance de la movilidad empresarial, comenzarán a crear la oficina virtual. El desafío de las compañías será ir más allá de los modelos obsoletos de computación que están exclusivamente enfocados en el centro de datos para construir entornos informáticos contemplando las necesidades de la fuerza de trabajo móvil de hoy en día. Los usuarios no están atados a un solo lugar y tampoco deberían estarlo sus datos; esta oficina virtual ya no dependerá de un espacio físico específico, sino que nos seguirá a dónde deseemos ir generando nuevos espacios de trabajo, mayor aprovechamiento del tiempo y un aumento en la productividad.


La tendencia de “hay una app para resolver eso” llega definitivamente a las organizaciones: en el mundo del consumidor las apps están en el centro de la escena y de manera formal (BYOA, traiga sus propias aplicaciones según la sigla en inglés) o informal esta tendencia llegará a las empresas. Un rol proactivo del departamento de IT, políticas claras sobre el uso de aplicaciones e implementación de tecnologías será clave para no perder el control de la información corporativa y evitar costos muy altos a largo plazo relacionados con la fuga de información. Asimismo, ante este escenario, las organizaciones deberán seleccionar e integrar soluciones de seguridad diseñadas para proteger sus datos y la privacidad del usuario. A la vez, tendrán que desarrollar app stores corporativos y elegir aplicaciones que incluyan políticas de controles de acceso para combatir las amenazas potenciales y las brechas de seguridad.

Mantener la seguridad corporativa será más que nunca el foco: En un contexto en el que la información corporativa está disponible desde cualquier dispositivo, donde el uso de aplicaciones llega con más fuerza a la empresa y se utiliza cualquier tipo de red segura o no-segura dependiendo de en qué lugar esté el empleado, el cuidado de la información corporativa por medio de tecnologías que la mantengan accesible pero a la vez segura, será fundamental. La virtualización permitirá desarrollar una infraestructura segura desde su concepción donde los datos estén resguardados en el datacenter y no alojados en los distintos dispositivos que utilizará el staff de la organización. Al mismo tiempo, la administración de dispositivos móviles a través de MDM permitirá tener el control de la información a la que se accede desde dispositivos propios y corporativos.

El rol más estratégico del CIO impulsará al negocio y a los empleados: Se requerirá definitivamente un rol más proactivo del CIO enfocándose en analizar el uso que los empleados le dan a la tecnología y viendo las mejores alternativas para permitir el acceso a la información sin poner en riesgo los datos de la empresa. De cara al negocio, se esperará que el CIO pueda proponer soluciones -basadas en IT- que impacten en los objetivos de la empresa. De esta forma, tendrá un rol más estratégico e interrelacionado con otros departamentos de la compañía como Recursos Humanos, Finanzas, entre otros.

“Latinoamérica seguirá avanzando, como vimos en 2014, en la implementación de modelos y tecnologías orientadas a lograr una mayor productividad, desarrollar una infraestructura de TI segura desde su concepción y brindar movilidad a sus empleados. Muchas empresas se verán en una encrucijada que los hará elegir entre seguir con su modelo de TI tradicional o migrar hacia un modelo más completo, flexible, orientado al negocio y que acepta e impulsa las nuevas tendencias en tecnologías pero por sobre todo a las nuevas generaciones de empleados”, afirma Juan Pablo Jiménez, Vicepresidente de Citrix para Latinoamérica y Caribe.