Tendencia: “Cloud Storage” tiene futuro y es una opción válida

4 Sep 2008 en Storage

El almacenamiento de datos “en la nube” o “cloud Storage,” como el que ofrecen Amazon o la misma Google, fue creado para ofrecer a las empresas un alojamiento de datos de un costo razonable y con simple administración. La mayoría de estos servicios arrancan con archivado de email, como es el caso de Google y de MessageOne (adquirida por Dell) o Zimbra (adquirida por Yahoo). En el caso de Google, además, adquirió a la firma Postini, con su solución de software que encripta, archiva y fuerza políticas de e-mails, mensajería instantánea y otras comunicaciones vía Web.
Cloud Storage no es la panacea para toda aplicación, pero permite que las empresas puedan resolver el problema de costo y administración de infraestructuras de storage, además del cumplimiento de regulaciones, protección y mecanismos de recuperación.
Si bien el hardware de almacenamiento baja sus precios, el costo del espacio y el consumo de energía en el centro de datos, sumado a licencias de software de administración y respaldo, son temas a tener en cuenta. Por eso cada vez son más los gerentes de IT que contemplan a cloud storage como alternativa para aplicaciones que no son de misión crítica.
La flexibilidad es otra ventaja. La capacidad de acceder a datos personales o de trabajo desde cualquier parte es otro atractivo que gana adeptos. Las organizaciones que ofrecen estos servicios han ido incorporando prácticas como SLA (Service Level Agreement) y soporte vía e-mail. El soporte online no resulta económicamente viable todavía y se puede agregar que existen foros de usuarios donde se discuten problemas y sus soluciones.
La disponibilidad y confiabilidad son los temas que pueden hacer que una empresa utilice o no cloud storage. Hoy, es usado como back-end en muchas aplicaciones Web 2.0 y en desarrollo y testeo. Algunos departamentos de ingeniería también optan por esta vía sencilla de incorporación de capacidad de storage.
Existen opciones de storage cloud, administrado y entregado as-a-service. También ciertas empresas están creando su propia nube de almacenamiento y computación, en especial las más grandes. El objetivo es que la gente que trabaja reciba los recursos más ágilmente.
Esta tecnología madura rápidamente y pronto borrará la línea que la separa del outsourcing de storage que hoy conocemos. Hoy la diferencia está en las interfaces con las que se accede a los datos y en la forma en que se conforman y entregan los servicios. La perspectiva a tener en cuenta en el planeamiento estratégico de IT: cloud storage será cada vez más escalable, flexible y seguro, con un costo que será inferior al del outsourcing tradicional.