Tecnólogo de Intel se refirió a la “Era de los Tera”

27 Feb 2004 en Servidores

En su discurso pronunciado en el Intel Developer Forum, el Vicepresidente Senior de Intel y CTO Pat Gelsinger dijo que el rendimiento de la computación en el futuro deberá ser definido por las capacidades arquitectónicas innovadoras además de por la velocidad, si hemos de materializar el potencial completo de la tecnología digital. 
“Nuestra sociedad está creando cuantiosas cantidades de complejos datos a medida que el mundo se inclina por lo digital, pero no tiene la capacidad de disfrutar del potencial de este rico recurso en su totalidad”, dijo Gelsinger.  “ Se necesita contar con arquitecturas de computación escalables, adaptables y programables que tengan la capacidad de reconocer, extraer y sintetizar todos estos datos digitales”. 
Para que las computadoras sean de mayor utilidad en el futuro, necesitarán sobresalir en tres habilidades clave:  la habilidad de reconocer los patrones de datos y los modelos de interés para un usuario o aplicación específicos;  la habilidad de poder “minar” grandes cantidades de datos del mundo real para estos patrones;  y la habilidad de analizar o sintetizar extensos conjuntos de datos.  Estas capacidades exigen mayor memoria, potencia de procesamiento, ancho de banda y almacenamiento, e impulsarán la necesidad de cambiar el diseño básico de la arquitectura de los dispositivos de computación y comunicaciones.  

Nuevo Enfoque Arquitectónico en la “Era de los Tera”
Gelsinger dijo que Intel está abriendo el camino hacia la era de la computación en la escala de teras desarrollando arquitecturas que permitan que los dispositivos de computación y comunicaciones realicen tareas en el futuro que sólo las supercomputadoras pueden manejar hoy día.
“Al mismo tiempo que Intel se acerca rápidamente a los procesadores con mil millones de transistores, estamos desarrollando agresivamente maneras innovadoras de utilizar los transistores adicionales aplicando nuevos enfoques arquitectónicos que finalmente darán como resultado computadoras mucho más útiles”.  Agregó que esto se logrará mediante arquitecturas que puedan escalarse y adaptarse a sus entornos de computación.
Gelsinger describió algunas de las innovaciones que Intel está desarrollando en la actualidad para lograr arquitecturas escalables, incluyendo el “helper-threading,” una tecnología que aumenta el rendimiento del único hilo o thread al ejecutar inteligentemente tareas paralelas en un único procesador cuando fuera necesario.  Otro ejemplo de la habilidad de permitir que las arquitecturas escalen a fin de manejar cada vez más tareas complejas simultáneamente es la integración de múltiples núcleos de procesamiento en un solo procesador.
Intel también está investigando nuevas tecnologías que harán que estas nuevas arquitecturas se adapten a múltiples entornos, aplicaciones y usuarios.  Por ejemplo, Gelsinger describió cómo los investigadores de Intel están desarrollando una arquitectura de radio reconfigurable para futuros chips que permita a los dispositivos comunicarse en diferentes redes, ya sea 802.11a, b o g, Bluetooth u otras tecnologías inalámbricas.
Innovaciones de esta clase en la arquitectura junto con el constante aumento en la velocidad del reloj y el número de transistores en un chip determinarán, en última instancia, el rendimiento de la computación del futuro.