SUSE Linux Enterprise 11 se actualiza en kernel y en virtualización con su SP1

25 May 2010 en Software

Llegó Service Pack (SP1) para SUSE Linux Enterprise Server (SLES) 11 y trae consigo un nuevo kernel. Esto es novedoso y no ocurrió en las versiones 9 y 10. Mantener la compatibilidad a lo largo de un release es crítico tanto para los desarrolladores de software, como para los de hardware. Es por eso que los distribuidores de Linux empresarial, en general, mantienen la misma versión de kernel durante todo el ciclo de vida de un release. Novell, distribuidora de SUSE, ha quebrado esta regla con el objetivo de ofrecer mayor funcionalidad manteniendo compatibilidad.
SLES 11 apareció con el kernel Linux 2.6.27 y ahora incorpora la versión 2.6.32.
Markus Rex, director de soluciones para plataformas abiertas de Novell, comentó que “como proveedor de un sistema operativo para servidores, tenemos que asegurarnos de que funcione en los chips adecuados. El objetivo fue el de asegurarnos que SLES corra en el hardware más reciente a su mayor capacidad.”
De hecho, con su nuevo kernel, SLES SP1 resulta apto para los nuevos chips Westmere de Intel e incorpora mejoras en su scheduler.
El líder en distribución Linux y competidor de Novell, Red Hat, actualizó su RHEL a la versión 5.5 para dar soporte a los nuevos chips de Intel. Red Hat no modificó su versión de kernel. El soporte a los nuevos chips fue portado retroactivamente para preservar la compatibilidad de los desarrolladores independientes de software (ISVs).
Pero para Novell, sus certificaciones con ISVs no se verán afectadas. “Verificamos con todos nuestros ISVs que los cambios no rompan la compatibilidad,” dijo Kerry Kim de Novell. “Vimos que el espacio de la aplicación en el usuario era preservado para muchos ISVs y que los cambios en la API (Application Programming Inteface) no cambiaban el estado de la certificación,” agregó Kim.
Con el nuevo kernel, Novell lleva al file system Linux EXT4 a la categoría de tecnología con completo soporte, ya que hasta ahora era preliminar. EXT4 ofrece nueva escalabilidad y performance. Novell también incluyó a la nueva generación de file systems, BTRFS, como vista preliminar de la tecnología.
En SLES SP1 también se actualiza el motor de virtualización Xen, pasando a Xen 4. Este cambio, según la gente de Novell verificó con sus ISVs, no rompe la compatibilidad retroactiva con SLES 11 con Xen 3.
En SP1 también se actualiza a ciertos componentes de KVM, la tecnología de virtualización que compite con Xen. “Vemos que el futuro será dual, con KVM y Xen. Tomó tiempo estabilizar a Xen y KVM es algo joven. No tengo dudas de la estabilidad de KVM, pero la base de usuarios tiene que acostumbrarse a un hypervisor diferente cuando se lo compara con el modelo al que están acostumbrados con Xen,” dijo Rex.
Por su parte, Red Hat ha optado por dejar a Xen en el pasado a partir de su próximo RHEL 6 e impulsa a KVM como tecnología central de virtualización a partir del release 5.4 de RHEL.
Si bien Rex, de Novell, destacó lo positivo de tener a ambos, Xen y KVM, no dijo nada acerca de qué pasará con la próxima versión 12 de SLES.