SUSE Cloud 3 gana potencia con los componentes más recientes de OpenStack Havana

25 Feb 2014 en Cloud Computing,Software

El proveedor de sistemas Linux, SUSE, anunció la actualización de su versión de la solución OpenStack y, a la vez, se suma a los entornos VMware para sus implantaciones.

El anuncio parte de la solución SUSE Cloud 3, en las que la compañía incorpora los más recientes componentes que forman parte del nuevo release de OpenStack Havana.

 

Como sabemos, OpenStack es una plataforma cloud open source, apoyada por múltiples proveedores. Entre ellos, cuenta con el apoyo de firmas como AT&T, IBM, HP, Dell y Cisco, por ejemplo. OpenStack es un proyecto iniciado por la firma Rackspace y la NASA en el año 2010.

La contrapartida en open source son los entornos CloudStack y Eucalyptus.

Sólo para refrescar, digamos que CloudStack opera en la nube desde hace más de dos años. Comenzó a tener mayor presencia en el mercado cuando Citrix, que antes había comprado esta tecnología a la firma Cloud.com, liberó el código de esta solución al contexto open source de Apache en abril de 2012.

Eucalyptus, aunque no tan conocido o popular como las otras dos soluciones de plataforma cloud, es el proyecto más antiguo de los tres. Está muy ligado técnicamente a Amazon Web Services (AWS) lo que le da el prestigio necesario ante las empresas que desean recorrer el camino de las nubes híbridas, implementando sus nubes privadas en Eucalyptus e integrándose con facilidad a la nube pública de Amazon cuando eso resulte necesario.

Volviendo al foco de nuestro artículo, tenemos que el más reciente release de OpenStack, con el nombre de “Havana,” hizo su aparición en octubre de 2013. El rival más directo de SUSE, Red Hat, presentó su versión de OpenStack Havana para el nivel empresarial en diciembre de 2013. Ahora, SUSE hace lo propio unos meses después.

El porqué de esta diferencia en tiempo, se explica en que SUSE es una empresa que realiza una exhaustiva prueba de aseguramiento de calidad y seguridad antes de liberar un nuevo release de SUSE Cloud. Además, el producto es probado en el plano de su capacidad de integración con las soluciones de todos sus partners entre los que están compañías como Cisco, EMC y VMware.

El director de marketing para Soluciones Cloud en SUSE, Doug Jarvis, comentó que la compañía tiene la intención de seguir muy de cerca la evolución de los releases de OpenStack y su actualización, pero sin perder la aptitud para su funcionamiento en ambientes empresariales.

La puesta en marcha de las nubes

Los proveedores que adoptan OpenStack para sus implementaciones Cloud suelen utilizar diversas tecnologías de instalación para llegar a tener una nube en pleno funcionamiento. En el caso de SUSE, este proveedor utiliza el proyecto open source Crowbar, originalmente iniciado por Dell. Aquí cabe destacar que SUSE es el principal contribuyente en el proyecto Crowbar. SUSE Cloud Administration Server, basado en Crowbar, incluye todo el soporte necesario para la instalación automatizada de múltiples hypervisors.

Jarvis destacó que SUSE también ha trabajado muy fuerte en la escalabilidad y estabilidad de la solución, al mismo tiempo que ha mejorado sustancialmente la experiencia de usuario mediante una nueva interfaz gráfica. Jarvis destaca especialmente que todas las mejoras realizadas a SUSE Cloud Administration Server han sido luego aportadas a su contribución al proyecto Crowbar.

La evolución de la plataforma SUSE Cloud

SUSE tiene una importante cantidad de usuarios para su plataforma SUSE Cloud. Esta plataforma tuvo su primer release en el año 2012 y fue actualizada en una segunda versión en el 2013. Para los clientes de SUSE Cloud, el upgrade desde la versión 2 a la versión 3 es muy simple. SUSE les provee de scripts y descripciones de procesos que facilitan el upgrade.

OpenStack, como plataforma cloud, es capaz de soportar diversas tecnologías de hypervisors para la virtualización, incluyendo a VMware. En el caso de SUSE Cloud, la solución aprovecha las capacidades de VMware vCenter, permitiendo así que sus clientes puedan usar los nodos ya virtualizados con VMware o agregar nuevos nodos VMware.

Hacia el futuro, hay dos cosas importantes que destacar en el camino que sigue SUSE Cloud. El primer hecho a destacar será el llevar a SUSE Cloud a un funcionamiento de alta disponibilidad. El segundo tema tiene que ver con la llegada del release Icehouse de OpenStack, previsto para el próximo 17 de abril. Entre las nuevas tecnologías que se incorporan en Icehouse está un proyecto de bases de datos en forma de servicio que, según Jarvis, ofrecerá mayor flexibilidad a la hora de configurar cargas de operación de datos cloud.

“Icehouse seguirá evolucionando y será la fuente de mejoras a los actuales componentes de OpenStack, algo que es crítico para asegurar una visión al largo plazo de este proyecto,” concluye Jarvis.

Icehouse, el próximo release de la nube open source OpenStack, incluirá instalación automatizada mediante TripleO. Además tendrá provisioning bare metal (por debajo del sistema operativo, directamente sobre el hardware) con Ironic; un servicio de notificación y administración de colas/prioridades con Marconi; la base de datos como servicio con Trove, todo en la forma de servicios integrados. Por otra parte, tenemos que se está poniendo en incubación un mejor soporte para Hadoop con el proyecto Savanna.

Por último, podemos agregar que tendrá soporte a IP V6, algo de lo que Havana carece.