Sun Microsystems utilizará procesadores Optetron de AMD para ingresar en 64 bits

28 Nov 2003 en Servidores

Las acciones de Sun Microsystems subían el pasado lunes en casi un 10% cuando se conoció la noticia de que la empresa trabajará en China para la creación de un sistema estándar de software para el desktop. China Standard Software Co. (CSSC), utilizará Java Desktop System como base para un desarrollo e implantación a nivel nacional en la República Popular de China. Esta empresa se formó con un consorcio de firmas chinas de tecnología y tiene el respaldo del gobierno de ese país. Sun resultó el socio de preferencia para este enorme proyecto para la instalación de, al menos, 200 millones de copias.
Sun debe competir en otros frentes para mantener su participación en el mercado. En uno de esos frentes están compañías como IBM e Intel. La madurez mostrada por los productos de AMD permitió que Sun se arriesgue lanzando sus servidores Sun Fire funcionando con procesadores Optetron de 64 bits de AMD (conocidos antes como ‘Hammer’). La meta de este acuerdo es adaptar esta computación de 64 bits a Solaris, Java y Linux.
Sun espera desarrollar nuevos sistemas con procesadores Optetron durante el año próximo y al mismo tiempo colaborará con el fabricante de chips para aprovechar la tecnología HyperTransport de AMD en el espacio de los servidores x86. Esta tecnología es similar a HyperThreading de Intel y ‘engaña’ a las aplicaciones mostrando que hay dos, tres o cuatro procesadores en lugar de uno. Esto permite realizar procesos en forma simultánea y se gana potencia hasta en un 40%.
Para sorpresa de muchos, Sun anunció que portará su sistema operativo Solaris a la computación de 64 bits de AMD para mediados de 2004. Actualmente el sistema operativo sólo soporta 32 bits y Sun había guardado silencio respecto a pasar a una computación más veloz en los últimos tiempos.
Ahora, gracias al atractivo precio que resulta de esta mezcla, Sun puede tener una chance en los departamentos de IT en los que impera IBM con Microsoft. También puede ingresar a los espacios desktop con mayor credibilidad. El verdadero desafío para Sun radicará en cómo efectivizar esta estrategia que requiere de un manejo de canales y alianzas tácticas ajenas a las de la alta computación a la que está acostumbrado este proveedor.