Sun entra al juego de virtualización de servidores

10 Sep 2008 en Servidores

En el día de hoy, Sun presentó su hypervisor open source xVM Server 1.0, que la compañía ha diseñado pensando en el centro de datos. El hypervisor de Sun funciona sobre Windows, Solaris, Unix y Linux. Es compatible con plataformas SPARC y x86.
Sun también anunció la nueva versión 2.0 de xVM Ops Center, capaz de administrar infraestructuras tanto físicas como virtuales. El hypervisor para desktops de Sun, Virtual Box, incorporará próximamente soporte para Macs.
Al igual que lo hizo VMware, Sun se suma al programa de validación de virtualización de servidores de Microsoft (SVVP, Server Virtualization Validation Program) y está certificando a su vez al hypervisor Hyper-V de Microsoft, para que funcione sobre xVM.
El mercado se complica con el entrecruzamiento enloquecido de alianzas, certificaciones y anuncios. A esta altura, el líder en virtualización, VMware, tiene frente a sí una competencia integrada por Microsoft, CA, IBM y ahora Sun.
El xVM de Sun se basa en el hypervisor open source Xen, ya en la versión 3.3. Según Xen.org, este hypervisor soporta chipsets desde los que están en PDAs, hasta los que encontramos en supercomputadoras. Sun utilizará tecnologías y protocolos estándar de Internet con el objeto de poder administrar piezas dispares y dispersas en las infraestructuras virtuales. Así lo explicó Vijay Sarathy, director de marketing de xVM en Sun.
La plataforma de Sun ofrece funciones como “live migration” que permite pasar una máquina virtual en funcionamiento de un servidor físico a otro. Además, tiene funciones de administración incorporadas.
Los componentes de Sun xVM se pueden administrar desde un browser, incluso desde dispositivos como iPhone. Desde PCs, xVM soporta a Mozilla Firefox, a Internet Explorer y posiblemente al nuevo Chrome de Google.
Chrome fue diseñado para las GUIs de Web 2.0, RIAs e interfaces de usuario dinámicas, un entorno coincidente con el que xVM contempla.
Respecto a xVM Ops Center 2.0, Sarathy dijo que su precio será la mitad del de otras infraestructuras comparables, como la de VMware.