Sugerencias de Alcatel para un mejor uso de las redes sociales

networking-concept_23-2147510641

Las redes sociales son parte de nuestro día a día y aprender a usarlas es parte un proceso de constante prueba y error. La facilidad y versatilidad que nos ofrecen los dispositivos móviles hacen que la tentación sea irresistible y la exposición sea algo ya natural. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que el uso responsable de las redes sociales no solo contribuye a nuestra convivencia sino también, ayuda a minimizar posibles riesgos.

 ¿Usamos las redes sociales de forma responsable? ¿Qué o quién define lo que está bien o está mal? Más allá de los comportamientos de estilo, también es importante conservar la compostura y entender que nuestra integridad puede estar en juego. Aquí unos pequeños consejos:

 ·         Administración de perfiles: si bien existen un sinfín de cláusulas en cada red social a la que pertenecemos, es importante tener una correcta administración de los perfiles. Por ejemplo: si vamos a publicar información muy personal, es recomendable tener perfiles restringidos y cuidar de los amigos a quienes agregamos a nuestras redes. Sin embargo, también podemos tener perfiles públicos pero siempre considerar qué tipo de publicaciones haremos: preservar la identidad, no hacer comentarios hirientes o tocar temas que puedan herir susceptibilidades. ¡Elige qué compartir!

·         Publicación de datos: contraseñas, teléfonos, cuentas bancarias o conversaciones personales son sólo algunos de los datos que no debemos publicar abiertamente. Es recomendable no dejar la puerta abierta a información personal que puede caer en manos inapropiadas, ¡puede causarnos muchos dolores de cabeza!

·         Artículos alarmistas con información no verificada: ante la duda, es mejor no realizar la publicación. Realizar difusiones infundadas sobre datos cuya procedencia desconocemos puede llegar a perjudicar nuestra reputación.

·         Exceso de publicaciones: publicar constantemente puede llegar a agotar a tus amigos y contactos. Fotos, política o activismo son solo algunas de las variantes que hacen que un contacto deje de ser relevante.

·         Auto-difusión constante: contar sobre lo maravillosa que es tu relación, los regalos de tus encantadores amigos o lo bueno que sos en el trabajo puede agotar. Las autoafirmaciones constantes no son positivas, a veces es más recomendable guardar ciertos aspectos en nuestra intimidad.

Las redes sociales nos conectan y permiten que nuestros seres queridos se acerquen a pesar de la distancia. Pero hacer un uso responsable de ellas crea buenas prácticas que benefician nuestra convivencia en el mundo 2.0 y no ponen en riesgo nuestra intimidad o reputación.