SOA facilita una nueva generación en Business Intelligence, pero faltan recursos

28 Nov 2006 en Servidores

Estudios realizados en los últimos meses por diferentes firmas de investigación del mercado de IT detectan una tendencia muy marcada hacia la adopción de recursos de Business Intelligence (BI) en forma de servicios, modalidad que se apoya en la implementación de arquitecturas con orientación a servicios (SOAs).
Entre estos estudios tenemos al de Ventana Research, una firma investigadora de California que encuestó a 488 departamentos de IT empresariales. Esta firma encontró que, aun en un mercado tan evolucionado como el de los EE.UU., la gran mayoría de las organizaciones reconoce no disponer del expertise necesario para concretar sus planes con SOA (Service Oriented Architecture).
Aunque casi un 81% de los encuestados reconoció que SOA es “en cierto grado importante para BI,” las dos terceras partes de ese grupo admitió carecer de recursos para su implementación.
Entre las barreras que frenan a la adopción de BI en forma de servicio, un 53% de los encuestados por Ventana Research citó su poco conocimiento sobre SOA y un 47% piensa que tendría problemas identificando los recursos internos de IT que se requieren para migrar y dar soporte a SOA.
Para las empresas que aspiran a lo que se definió como “tercera generación de BI,”  sinónimo de procesos analíticos montados sobre los procesos de negocio hasta el nivel transaccional, SOA resulta imprescindible. “En las empresas creen que SOA es importante en la implementación de servicios de BI en todas las áreas funcionales de una empresa,” dijo Dan Everett, director de BI en Ventana Research.
El estudio realizado por esa firma muestra un escaso dominio técnico de SOA en muchas organizaciones las cuales, a su vez, reconocen que necesitarán ayuda externa en sus implementaciones iniciales. Esta situación en los EE.UU., no dista demasiado de lo que hemos registrado en nuestro país en cuanto a la percepción de SOA, si bien localmente los planes respecto a BI son mucho menos ambiciosos.
La diferencia más importante entre el mercado estadounidense y el argentino, radica en las proporciones: En los EE.UU., un 53% de las empresas encuestadas piensan implementar software de consulta y reportes, mientras que un 40% hará lo propio con aplicaciones analíticas y de data mining. En Argentina, el estudio realizado por Datamation mostró que un 80% de los planes son respecto a consultas y reportes, mientras que sólo un 7% de las empresas encuestadas implementará el segundo grupo de aplicaciones.
En los estudios aparecen también planes para implementar software de conectividad entre fuentes de datos, software para su transformación, para su integración y, además, de software para depuración y protección de la calidad de los mismos.