SGI utilizará el OS de Microsoft en clusters para computación de alta performance

14 Ene 2007 en Software

Hace un par de años esto hubiera sido un sacrilegio para una empresa nacida entre sistemas operativos propietarios y ambientes UNIX. Pero ahora, amenazada por la bancarrota y tratando de salir de su convocatoria de acreedores, SGI ha decidido cambiar. Ofrecerá Microsoft Windows Compute Cluster Server 2003 en sus nuevos sistemas cluster Altiz XE, basados en procesadores Xeon dual-core y quad-core de Intel.
Hasta hoy, SGI ofrecía para grandes configuraciones sus sistemas Altix XE con SuSE Linux Enterprise Server de Novell o Red Hat Enterprise Linux.
Utilizando Windows, SGI espera que su oferta en HPC (High Performance Computing) sea más accesible para empresas de menor porte y llegar así a un segmento más amplio del mercado.
De esta manera, sigue el camino de los demás proveedores en cuanto a ofrecer la mayor variedad posible en términos de plataformas de software.
Para Microsoft, HPC es un tema relativamente nuevo al que ingresó hace un año y prometiendo soluciones accesibles en instalaciones que no pueden gastar millones de dólares. Al asociarse con SGI, Microsoft encuentra un canal para entrar en una cantidad de entornos HPC en los que se utiliza gran potencia de computación y cálculo usando múltiples computadoras o clusters.
La computación de alta performance, antes limitada a ciertas aplicaciones de investigación científica o usos académicos, está creciendo en su adopción dentro de ambientes empresariales. Con este acuerdo, SGI espera vender sistemas Altix XE a empresas que administran datos de medios; empresas de diseño industrial como automotrices y aeroespaciales; cuidado de la salud; y también a gobierno y universidades.