Servidores Integrity-Itanium de HP: son “más que un microprocesador”

16 Abr 2006 en Servidores

Como para poner las cosas en su lugar respecto a la discusión que rodea a Itanium y a su papel en la plataforma de servidores Integrity, el ejecutivo Rich Marcello mantuvo una reunión con representantes de la prensa especializada. Allí, señaló que los servidores Integrity con base Itanium “van más allá del procesador. Son una marca que abarca a un sistema, a su software y a varios sistemas operativos. Son mucho más que un microprocesador.”
Marcello se refirió a los nuevos clientes que están logrando en los países del grupo llamado “BRIC” (Brasil, Rusia, India y China) y al hecho de que un 65% de los ingresos de HP en su primer trimestre se originaron fuera de los EE.UU y destacó la importancia de una inversión globalizada en investigación y desarrollo.
La siguiente versión de Itanium, el procesador que originalmente fuera desarrollado por HP, ha sufrido varios atrasos en su historia reciente, aunque se debe tener en cuenta que, una vez concebido como procesador para la corriente central del mercado, fue luego cambiando para convertirse en un proyecto de reemplazo para los sistemas high-end de arquitecturas RISC y para desempeñarse en ambientes con múltiples sistemas operativos, grandes consolidaciones y virtualización.
Montecito, la versión dual-core de Itanium era esperada para finales del año pasado, pero Intel la postergó para el segundo trimestre de 2006 y luego para mediados del tercero. Según Marcello, HP estaría entregando sistemas Integrity basados en Montecito para finales de septiembre. Mientras tanto, HP ya vende servidores Integrity listos para usar a Montecito. Estos servidores cuentan con el chipset necesario y tienen otras mejoras que les otorgan un 35% de aumento en su rendimiento global.
Así, se pueden reemplazar los procesadores para usar Montecito en los servidores existentes o bien agregar al conjunto nuevos servidores Integrity con base Montecito, siempre con una misma arquitectura que HP tendrá pronta para cuando aparezca el nuevo procesador.
Integrity ha demostrado ya su eficiencia en la consolidación de servidores mediante virtualización y el uso de múltiples sistemas operativos, incluyendo a Windows, Linux y UNIX (HP-UX). Según cifras de la propia HP, casi la mitad de las grandes instalaciones de SAP en el mundo utilizan sistemas Integrity.
Para Marcello, el atractivo de Integrity en los países emergentes se debe a que “están implementando nuevas infraestructuras, esencialmente centros de datos de una nueva generación. HP tiene una arquitectura que durará al menos por los próximos 25 años.”
Al igual que su rival Sun Microsystems, HP ha conseguido importantes éxitos para su Integrity en China, donde el gobierno adquirió esta tecnología. Los servidores Integrity apuntan a los ambientes con tareas de computación complejas como instituciones financieras, telcos, petróleo y gas o bolsas de comercio de acciones.