Servidores grado carrier con plataforma Intel y Solaris/Linux de Sun

16 Jul 2007 en Servidores

En forma conjunta, estas dos compañías anunciaron la disponibilidad del sistema operativo Solaris de Sun sobre servidores Intel especializados en telecomunicaciones ya sean éstos apilables (en racks) o de formato blade. Sólo una semana antes, Sun anunció una nueva línea de servidores blade, disponibles con variantes de procesadores Intel, AMD o su propio SPARC.
Los sistemas para telco son servidores de los llamados “grado carrier” montados en racks que han sido certificados por NEBS (Network Equipment-Building System) Level 3 y se ajustan a las normativas ETSI (European Telecommunications Standards Institute (ETSI). Los servidores de formato blade, adhieren a ATCA (Advanced Telecom Computing Architecture), que es la especificación para una nueva generación de equipamiento para telecomunicaciones.
En el caso de Sun, entre un 30 y 40 por ciento de sus ingresos provienen de las telco, lo que habla de la importancia de este segmento. “El mercado telco es un sólido vertical para Sun. Del lado de Intel, hemos vendido plataformas grado carrier desde hace tres a cinco años y pusimos mucho esfuerzo en asegurar que el hardware esté en condiciones de soportar las certificaciones NEBS y ETSI,” nos dice Keate Despain, director de las líneas de producto ATCA en Intel.
El nuevo Carrier Grade Rack Mount Server TIGW1U es el primer servidor ya disponible en esta categoría capaz de soportar tanto a Linux como a Solaris. Antes de fines de septiembre, Intel comenzará a entregar NetStructure MPCBL0050, una computadora sobre una sola placa basada en la arquitectura ATCA que también soportará a los dos sistemas operativos. En estos momentos, MPCBL0050 está siendo sometida a la certificación Solaris Hardware Certification Test Suite (HCTS).
Mark Hamilton, VP a cargo de marketing de Solaris en Sun Microsystems, destacó que las dos compañías colaboran muy bien debido a que mantienen la compatibilidad “hacia atrás” con el hardware y software que las telcos necesitan. “Cuando los carriers implantan una plataforma, necesitan que siga en funcionamiento por al menos cinco años y que sea compatible retroactivamente con el nuevo hardware. Varias plataformas Linux dan soporte por los próximos 18 meses. La implantación puede durar hasta dos o tres años y en algún momento no se contará con soporte,” agrega.
Del lado del hardware, las telco podrían tener que replicar la plataforma original tres, cuatro o cinco años más tarde y no pueden darse el lujo de encontrarse con icompatibilidades. Gracias a la compatibilidad retroactiva de x86 y de Solaris, Hamilton cree que la alianza de Sun con Intel es una gran propuesta para las telco. “Hoy tenemos un gran acumulado de fortalezas de clase empresarial usando Solaris sobre una plataforma Intel. Estamos brindando esta misma opción a la industria de telecomunicaciones,” concluye Hamilton.