Seagate y AMD duplican velocidad de discos SATA con nueva interfaz de 6Gbit/seg

10 Mar 2009 en Storage

En la conferencia Everything Channel para fabricantes de sistemas, que se realiza en la ciudad de Nueva Orleans, Luisiana, USA, Seagate y AMD presentaron su nuevo drive SATA (Serial ATA) de 6 gigabit por segundo. La especificación SATA es mantenida por Serial ATA International Organization (SATA-IO) y se espera que otros fabricantes, además de Seagate y AMD, utilicen su nueva versión en el futuro próximo.
Marc Noblitt, de Seagate, informó que los primeros discos con interfaz de 6GBit/seg saldrían a la venta a fin de este año y tendrán compatibilidad retrospectiva. Estos discos también funcionarán en los motherboards de computadoras anteriores, con sus buses más lentos. “El disco funcionará ya que sólo se trata de negociación a nivel de hardware. Si la negociación falla, el disco baja su velocidad,” agregó Noblitt. Por ejemplo, un drive de 6gbit puede funcionar en una computadora con interfaz de 1.5Gbit, la primer norma SATA usada a partir de 2003.
La mejora en la performance de los discos SATA, de menor precio y capacidades que ya llegan a más de un TB, seguramente eliminará cuellos de botella y favorecerá el archivado y backup en disco, haciendo más ágiles las configuraciones basadas en una estrategia ILM (Information Lifecycle Management).
La nueva interfaz mejora también la administración de consumo de energía y el soporte a streaming, además de su mayor velocidad. Eso mejora el control de energía y la calidad del funcionamiento en aplicaciones de video y audio.
Seguramente los nuevos SATA saldrán al mercado con un precio más alto que sus predecesores de 3Gbit, tal vez un 20 a 25%, pero seguramente bajarán su precio una vez que se hagan masivos.
Estos drives tienen un buffer de 32MB, similar al del caché de una CPU, el doble de los actuales discos con sus 16MB. Este buffer de mayor capacidad garantiza que la performance realmente se duplique respecto a los drives de 3Gbit.
La interfaz es agnóstica respecto a los medios y funcionará también sin problema en un disco de estado sólido (SSD) o en uno óptico como DVD-ROM. El problema que tendrán esos drives es que generalmente son paralelos o usan interfaces de un máximo de 1.5Gbit.