Se Crea Protección Cuántica para Objetos Físicos

On the left, there is the payment card, on the right, there is its copy, stored on a server.

A la izquierda, la tarjeta de pago y a la derecha se ve una copia almacenada en un servidor

En el actual sistema de pagos con tarjetas, el eslabón más vulnerable en el sistema es la propia tarjeta física de pago. La información codificada en la tarjeta de pago es una combinación de cinta magnética y chip electrónico, cuya seguridad puede verse fácilmente comprometida usando diversos medios electrónicos.

La recientemente desarrollada tarjeta de pago consiste en una hoja de plástico transparente en blanco, en la cual no hay cinta magnética, chip o cualquier otro componente comúnmente usado para codificar la información electrónica.

Durante el proceso de fabricación de la nueva tarjeta, un material de tamaño nanométrico, capaz de absorber un amplio espectro de energía y de irradiar en el espectro visible, se mezcla con gránulos de polímero. A una de tales sustancias se la denomina puntos cuánticos. Su inventor también ha creado el equipo para la producción industrial de puntos cuánticos, resistente a entornos agresivos.

Durante el proceso de fusión de la masa plástica, los puntos cuánticos se distribuyen por todo el líquido derretido de un modo aleatorio y por lo tanto irreproducible. Luego que se produce la nueva tarjeta, se registran las coordinadas espaciales de cada punto cuántico para ser almacenadas en un servidor seguro. Cuando la tarjeta es escaneada, su patrón geométrico se compara con el de los patrones originales almacenados en el servidor y la tarjeta resulta autenticada.

Este método de protección puede ser definido como absoluto.

Incluso con la ayuda de un moderno microscopio de energía atómica, se ha calculado que copiar la misma cantidad de puntos cuánticos a escala de una tarjeta de pago insumiría una cantidad de tiempo prácticamente infinita.

La tecnología cuántica abre aún más una nueva era en la protección de pasaportes y documentos nacionales de identidad. Los datos de todos los habitantes del mundo se podrían almacenar fácilmente en servidores seguros, dando un nuevo paso en pos de la unificación mundial de los estándares y procesos.

La fecha de prioridad de la invención fue registrada por la oficina de patentes de EE. UU. el 7 de noviembre de 2014. La unificación de patentes de la OMC otorga a esta fecha precedencia en las jurisdicciones de 142 países.

Muchos expertos del ámbito de la propiedad intelectual han manifestado su opinión de que esta creación podría ser calificada como el invento del siglo.

Ya se ha creado un prototipo completamente funcional del sistema, incluyendo un dispositivo de lectura y una unidad de procesamiento informático.

El inventor, Víctor Petrik, es uno de los científicos-inventores más misteriosos de nuestro tiempo. Víctor Petrik es el autor de cuatro descubrimientos científicos, dos monografías científicas y muchos inventos que se encuentran protegidos por patentes en 52 países del mundo.