Se anunció la nueva versión beta de Red Hat Enterprise Linux 5.5

24 Feb 2010 en Software

Red Hat, la empresa que lidera en ambientes open source y Linux, anunció la disponibilidad de la versión beta de la quinta actualización RHEL 5: Red Hat Enterprise Linux 5.5.
Desde su primer lanzamiento en marzo de 2007, esta solución fue ampliamente adoptada por usuarios empresariales.

La estrategia de Red Hat  apunta a que sus clientes aprovechen al máximo las nuevas generaciones de hardware que van apareciendo y es así que esta actualización fue diseñada para soportar las plataformas y procesadores previstas para 2010.
 
Las nuevas plataformas de Red Hat ofrecen un rendimiento escalable a través de muchos tipos de carga de trabajo de cada equipo, los core counts del procesador, memoria y I/O (input/ Output).

Para aumentar la fiabilidad de estos sistemas, Red Hat soporta la arquitectura Intel ampliada de comprobación de equipo, la CPU fail-over y la memoria económica. Asimismo, la compañía continúa realizando mejoras en la plataforma de virtualización.
 
Otra de las novedades que presenta RHEL 5.5 es que más máquinas virtuales pueden ser soportadas por cada servidor físico. Los testeos internos realizados hasta la fecha, han demostrado que esta versión puede soportar significativamente más usuarios virtuales que otras soluciones de virtualización. El nuevo hardware y protocolos que se incluyen en la nueva versión, mejoran la ampliación de las redes mientras que provee el acceso de los invitados a la misma.
 
La quinta actualización de la plataforma RHEL 5 también incluye interoperabilidad mejorada con Microsoft Windows 7 con actualización de Samba. Esto extiende e integra el Directorio Activo a un mejor mapa de usuarios y grupos de los sistemas de Red Hat Enterprise Linux y simplifica el manejo de los sistemas de archivos a través de las plataformas.
 
Una importante característica de cualquier actualización de RHEL es que el kernel y las APIs se mantienen sin cambios, asegurando que las aplicaciones para RHEL5 no tengan que ser reconstruidas o recertificadas. El kernel sin cambios y las APIs también se extienden a entornos virtualizados: con un hipervisor integrado, la consistencia de la interfaz de aplicación binaria (ABI) ofrecida por RHEL significa que las aplicaciones certificadas para correr en maquinas físicas RHEL también son certificadas para correr en maquinas virtuales. Con esto, el portfolio de cientos de aplicaciones certificadas para RHEL se integran en ambos entornos. 

Los detalles completos de la actualización de la beta de hoy pueden ser encontradas en: http://www.redhat.com/docs/en-US/Red_Hat_Enterprise_Linux/5.5.b1/html/Release_Notes/