¿Se achican las distancias entre UNIX y Linux?

13 Nov 2003 en Software


Red Hat Enterprise Linux 3 (RHEL3) parece ser el primer “eslabón perdido” que acerca a Linux a la categoría funcional del prestigioso y maduro UNIX. Red Hat realizó el anuncio de esta versión en las primeras horas del día de ayer, pero algunos analistas y medios conocíamos algunos de los detalles gracias a la distribución de una versión beta.
En la versión RHEL3 se ha mejorado notablemente la administración de volúmenes, algo importante para numerosos usuarios de UNIX que percibían a la ausencia de esta capacidad como a un obstáculo que se interponía con la migración a Linux. Las capacidades de multi-hilado también se han mejorado. El servidor utiliza estándares POSIX para crear capacidad desde 2000 hilos (threads) simultáneos, hasta más de 30.000. Esta mejora es de notoria importancia para quienes utilizan instancias Java de cierto porte, ya que la capacidad multi-threading se relaciona directamente con la performance de esta plataforma.
También se aumentó la escalabilidad del producto, tanto horizontal, como vertical. Ahora Advanced Server, uno de los tres sabores de Linux de Red Hat, está disponible en siete arquitecturas: Intel x86, Intel Itanium, AMD64, IBM zSeries, iSeries (ex AS/400), pSeries y S/390. Las siete arquitecturas son compatibles a través de un mismo núcleo de código. En cuanto a la escalabilidad vertical, RHEL3 ha certificado su funcionamiento sobre hasta 32 procesadores, contra 8 de la versión anterior. También se superaron limitaciones de memoria, ya que RHEL3 es capaz de manejar hasta 64 GB de memoria.La limitación de espacio de direccionamiento del kernel ha crecido de 1 GB a 256 GB, mientras que el direccionamiento de espacio de aplicaciones ahora alcanza a 4GB (antes 3 GB) por aplicación. Como el espacio se relaciona con la cantidad de servidores necesarios para procesar una aplicación, ahora se requiere un 33% menos de capacidad.
Esta evolución no afectará tanto a los usuarios de Microsoft (que antes prefirieron usar Windows y no UNIX), como a los de UNIX, que pueden sentirse atraídos por la posibilidad de usar un sistema casi similar sobre plataformas diversas que pueden tener menor costo. Posiblemente, IBM sea una de las empresas más favorecidas, especialmente en lo que hace a la protección de sus plataformas como iSeries (ex AS/400), donde los usuarios preferirán continuar al abrigo de su confiabilidad y con la capacidad de correr aplicaciones del mundo UNIX… con Linux.