Se acerca un futuro con menor cantidad de servidores, aunque más potentes

21 Mar 2007 en Servidores

IDC informó que ha iniciado la revisión de sus proyecciones de ventas de servidores tanto en dólares, como en unidades. La causa de esta revisión: la creciente implementación de estrategias de virtualización y consolidación. El resultado: menor cantidad de servidores, mucho más poderosos y haciendo el trabajo de un número hoy mayor de máquinas.
IDC ya informó que las ventas de servidores, expresadas en unidades, están cayendo. La relación precio/cantidad de unidades favorece a quienes tienen productos de mayor capacidad y nivel, como Sun, IBM o HP.
Volviendo a las proyecciones, IDC nos dice que su proyección de un crecimiento de ventas en unidades del 61% para el año 2010, ahora es de un 39%.
En dólares, los menos favorecidos son los servidores de base x86 (Intel o AMD), que para el 2010, no sólo no crecerán, sino que caerán en un 9%. La estimación de IDC en cuanto a unidades es aún más cruel, ya que prevé que en lugar de 10.5 millones de servidores base x86, éstos serán 8.7 millones para el 2010. Un 18% menos que lo actualmente proyectados.
La mezcla que genera este cambio de tendencias es la de procesadores multi-core con virtualización. Los procesadores multi-core en sí mismos, no habrían sido de gran incidencia en términos de demanda en cantidad de servidores. El ingrediente virtualización es el que pone en acción el cambio de rumbo, ya que es la que permite aprovechar las ventajas de los procesadores multi-core en forma más efectiva.
La virtualización nos permite procesar múltiples aplicaciones “single threaded” (aplicaciones que no aprovechan el paralelismo disponible con la presencia de dos o más núcleos o procesadores en una misma CPU) sin tener que rescribir las aplicaciones para que se conviertan en “multi-threaded.” Aplicando virtualización, una misma máquina con múltiples entornos virtuales puede correr en cada una de ellas a alguna de esas aplicaciones en una manera que un sistema de un solo procesador nunca podría imitar.
Michelle Bailey, VP de investigación en Enterprise Platforms and Datacenter Trends de IDC, agrega que “es esa capacidad la que permite explotar completamente a un procesador subutilizado. La virtualización es la aplicación matadora en cuanto a multi-core. Los clientes pueden aprovechar las ventajas de multi-core desde el vamos y sin tener que rehacer la arquitectura de sus aplicaciones.”
IDC estimó que la cantidad de servidores virtuales se elevará a más de 1.7 millones de servidores físicos para 2010, con una equivalencia de 7.9 millones de servidores lógicos. Los servidores virtualizados representarán un 14.6% del total de servidores físicos en 2010. En el 2005, esa proporción fue de apenas el 4.5%.
Los usuarios confían cada vez más en el hardware de servidores x86. Si bien todavía esa confiabilidad no se acerca a la de los mainframes, los sistemas x86 son más sólidos, configurables y administrables que antes.
Si bien el impacto de la caída de un servidor virtualizado puede ser mayor que la de aquél que corre una sola aplicación, Bailey afirma “que ha cambiado aquello de no poner demasiados huevos en una misma canasta. Un entorno virtual no es menos disponible que uno distribuido.”