Se acelera el proceso que lleva a la desaparición de Nortel

Nortel acaba de anunciar que el proveedor de networking grado carrier, Ciena, se ha impuesto en la subasta para la adquisición de su división Ethernet óptico y grado carrier. Así, Ciena pasa a ser un competidor más directo de empresas como Alcatel-Lucent, Cisco y Juniper.
La operación se completó por valor de U$S 769 millones y marca un nuevo paso en dirección a la desaparición de Nortel, que está en protección por bancarrota desde principios de este año.
Aun en esta situación de crisis, la división Optical Networking and Carrier Ethernet de Nortel tuvo infresos por U$S 1.360 millones en 2008 y de U$S 556 millones en el primer semestre de 2009. Esta división desarrolla equipo para networking óptico OC-768 de 40Gbps y desarrolla activamente tecnología 100 GbE.
Por otra parte, se informó oficialmente que Ericsson ha completado la adquisición de la unidad de negocios inalámbricos de Nortel, la cual incluye a sus activos CDMA (Code-Division Multiple Access) y LTE (Long Term Evolution, uno de los estándares 4G). La transacción se completó por valor de U$S 1.130 millones.
En el pasado mes de junio, Nokia-Siemens intentó comprar los mismos activos de Nortel por valor de U$S 650 millones, pero Ericsson apareció en julio con su mayor oferta que Nokia-Siemens no superó. Tampoco prosperó la oposición de la firma RIM (Research in Motion), empresa canadiense fabricante de la popular Blackberry.
Mientras tanto, Avaya espera por el cierre de su adquisición de la unidad de negocios empresariales de Nortel. La oferta de Avaya fue la mejor recibida y por valor de U$S 900 millones. En estos momentos, la oferta de Avaya está siendo revisada por las autoridades canadienses para su aprobación.