Scott McNealy, fundador de Sun, deja su puesto como CEO. No se esperan grandes cambios de su sucesor Schwartz

25 Abr 2006 en Servidores

McNealy permanecerá como chairman del directorio y será sucedido por Jonathan Schwartz, quien ocupaba el puesto de presidente y COO de Sun Microsystems desde 1996.
McNealy estuvo bajo presión desde el año 2003 en que la firma Merrill Lynch advirtiera a Sun sobre la necesidad de un cambio para evitar un destino similar al de Data General o Digital Equipment Corp. El año pasado, McNealy contempló la posibilidad de que Sun dejase de ser una empresa pública y pasara a ser privada.
En la conferencia de prensa realizada el día lunes 24 de abril, McNealy comentó acerca de Schwartz: “He trabajado mucho en prepararlo para este puesto. Era mi decisión y la apoya el cuerpo de directores. Durante los últimos seis o siete años siempre fue ésta mi recomendación.”
Más allá de los planes que McNealy tuvo hace unos años, está la realidad de una compañía con varios trimestres consecutivos de pérdidas. En el último trimestre, esas pérdidas fueron de 217 millones de dólares y las acciones de la compañía están en uno de sus puntos más bajos.
Algunos observadores como Rob Enderle, creen que Sun debió incorporar a una nueva persona para operar la transformación de la empresa. “Pero eso equivaldría a admitir que McNealy se equivocó y eso no está en su ADN. Esta designación es un status quo y no un cambio real. La compañía sigue en busca de una dirección a seguir.”
Martin Reynolds, de Gartner, coincidió con Enderle. “Tienen grandes cosas en tecnología, pero se han estancado como si estuviesen esperando que vuelva el año 1999” (Que fue el de la gran burbuja Internet), dice Reynolds.
Cabe decir que las ventas de Sun en este trimestre subieron, al igual que los márgenes brutos de utilidad. Las pérdidas se debieron en parte a cargos de 87 millones por adquisiciones, 57 millones en cargos por compensación accionaria y 36 millones de gastos por reestructuración.
Schwartz hizo pocos comentarios que se resumen en la necesidad de conseguir nuevos clientes para aprovechar una demanda del mercado muy positiva. Sun se encuentra a pocas semanas del lanzamiento de nuevas versiones de Solaris, el sistema operativo con el que posiblemente esperen conquistar esos nuevos clientes.