SAS avanza en el espacio de la Integración y Data Management

SAS

SAS ha decidido iniciar su ingreso a los segmentos de Data Management e Integración. La compañía no es completamente ajena a este nuevo espacio de negocio, ya que cuenta con diferentes herramientas que surgen de su línea central de negocio y con la unidad, antes autónoma, DataFlux.

El Plan de SAS

Los planes tienen que ver con una nueva suite que se compondrá de un catálogo capaz de potenciar herramientas de administración y metadata, abarcando acceso de datos y conectividad, calidad de datos, MDM (Master Data Management), procesamiento de flujo de eventos, semántica (o linaje) de datos, virtualización de datos e integración con el framework Hadoop. Sin duda se trata de un plan de alta exigencia para SAS y la compañía deberá mantener un rumbo bien definido para avanzar en el nuevo segmento.

En términos de acceso a las oportunidades de mercado, sin duda que SAS tiene la posibilidad de actuar en upselling sobre su base instalada de soluciones de BI y analíticos en general, un reino donde lidera en algunas categorías como detección de fraude y que está poblado por enormes masas de datos que necesitan gobernabilidad. Se puede decir que ese es su “sweet spot.” SAS comenzaría a ofrecer sus nuevas capacidades en forma de servicios RESTful (Representational State Transfer, un modelo de diseño de servicios Web) de modo que no requieran la implementación del stack completo y de entrada. La oportunidad de mercado, según algunos analistas, estaría en los clientes existentes que necesitan ampliar el alcance de los analíticos SAS para incorporar nuevas fuentes de datos y plataformas, además de implementaciones cloud. Por otra parte, el nuevo foco de negocio seguramente les permitirá abordar nuevos clientes.

Durante mucho tiempo los observadores del mercado esperaron a que SAS se decidiera a fusionar a la hasta ahora autónoma unidad de negocios DataFlux. Esa decisión fue sabiamente evitada por los directivos de SAS que no querían perder los ingresos generados por los productos centrales de DataFlux como MDM o los de calidad de datos, de buena base instalada.

Finalmente, la conducción de SAS se decidió a enfrentar un mercado en el que las grandes organizaciones necesitan racionalizar datos entre la nube y sus aplicaciones on-premise, además de poder manejar y aprovechar ágilmente datos procedentes de dispositivos móviles, sensores y otras fuentes. Apostando a la sinergia, SAS se decidió a integrar todos los productos propios y fruto de adquisiciones en una misma pila con metadatos en común.

Sin duda que los planes de SAS son muy amplios en su alcance y van a enfrentarse con competidores de alto nivel. En el área de Data Management, se está configurando una suite que abarca capacidades MDM con servicios de calidad de datos, integración e implantación. La clave de la integración de todas estas capas está en una capa de metadatos en común que se extiende a todas las herramientas.

Cuándo se Verán las Nuevas Piezas de SAS

Los primeros elementos aparecerían en septiembre de este año. Uno de los primeros será una capa de presentación con un tablero de comando basado en roles que incluye la capacidad de disparar diferentes funciones o herramientas. Este primer release incluirá monitoreo de tareas, workflows para remediaciíon de datos y linaje de datos (para tener un seguimiento de la transformación de datos y sus permisos de acceso). Nuevos releases incluirán funciones como MDM o Data Profiling. Este primer release también incluirá un acelerador de calidad de datos para la plataforma Teradata y que tendrá capacidad para ejecutar funciones de análisis (incluyendo sintaxis), extracción de entidades, patrones y análisis de identificación corriendo nativamente en la base de datos. Más adelante, aparecerán aceleradores para otras plataformas de datos.

Los planes futuros incluyen la consolidación de interfaces de usuario con las capas de metadatos y semántica, integración de datos, calidad de datos y MDM en componentes unificados y basados en la Web. También habrá una mayor integración con su tecnología de federación de datos, incluyendo a nuevos conectores para Hadoop, alimentación de Eventos, SAP HANA, Amazon Redshift, fuentes no relacionales y otros. Las actuales capacidades de Master Data Foundation se expandirán para simplificar los proyectos MDM. También aparecerán nuevas funciones de integración de datos que soportarán patrones de diseño de ETL (Extract-Transform-Load) y ELT (Extract-Load-Transform) para activar procesos de calidad de datos e integración en todas las arquitecturas objetivo de SAS, tales como batch, in-database, in-Hadoop, in-stream e in-memory.

SAS también prevé la utilización de capacidades de streaming de eventos con SAS Decision Manager, algo que podría elevar a tiempo real algunas capacidades analíticas.

SAS tiene un amplio portafolio de recursos que giran alrededor de sus analíticos y también herramientas que han ingresado a través de sus adquisiciones. La compañía tendrá que armonizar elementos para configurar un stack coherente y eso no se hace de un día para otro. Tienen el desafío de la prioridad con la que deberán migrar productos y organizar racionalmente el que ahora es un gran portafolio de herramientas con objetivos dispares. Recientemente, SAS adquirió a rPath con su tecnología que simplifica la implantación de nubes y puede permitirle a SAS la integración de servicios vía cloud, tales como los de MDM.

SAS ingresa a un mercado donde ya están establecidos competidores como Informatica, IBM, Oracle e incluso SAP. Si imita la estrategia de sus competidores, seguramente podrá sacar partido de sus clientes que pueden ver con buenos ojos la incorporación de más tecnología y funcionalidad de parte de un proveedor en el que ya confían.