SanDisk presenta discos de estado sólido de alta velocidad y capacidad

27 Ene 2009 en Storage

SanDisk Corporation presentó una familia de tercera generación de unidades de memoria de estado sólido (SSDs). Con tecnología de memoria flash NAND de celda de múltiples niveles, la serie G3 de SanDisk alcanza nuevos niveles de performance en la industria SSD.
 
Diseñados como alternativa a unidades de disco duro (HHDs) en PCs notebook, los miembros iniciales en la familia SanDisk G3 son la SSD C25-G3 y la SSD C18-G3 en los factores estándar 2.5″ y 1.8″ respectivamente; disponibles con interfase SATA-II en capacidades de 60, 120 y 240GB* cada uno.

Los precios sugeridos por el fabricante para cada unidad de $149, $249 y $499 dólares, en Estados Unidos.
 
Las SSDs G3 son cinco veces más rápidas que los discos duros de HDDs de 7,200 RPM y son dos veces más veloces que sus pares SSDs de la generación anterior, registrando tiempos a 40,000 vRPM1 y con un desempeño secuencial anticipado de 200MB/s de lectura y 140MB/s de escritura3.  Las SSDs G3 ofrecen una resistencia de datos a largo plazo (LDE por sus siglas en inglés) de 160 terabytes reales grabados (TBW por sus siglas en inglés) para la versión de 240GB suficiente para más de cien años de uso típico. (2,3)

Un nuevo algoritmo SSD llamado ExtremeFFSTM, permite un desempeño de escritura aleatoria para mejorar de manera potencial hasta cien veces más que los algoritmos convencionales; la memoria flash NAND de “All Bit Line” con celdas de múltiples niveles de 43nm y el nuevo controlador SSD de SanDisk que une la NAND y el algoritmo.

Las SSDs G3 de SanDisk estarán disponibles en el mercado a mediados de 2009 en una configuración PATA 2.5” expresamente para este propósito.

Esta tecnología flash es producida en plantas de fabricación en Yokkaichi, Japón, donde SanDisk y su socio Toshiba Corporation comparten el resultado.  El controlador SSD y firmware fueron diseñados por SanDisk exclusivamente para la SSD G3.