Samsung o Nokia ¿Posibles compradores de Palm?

30 Mar 2010 en Servidores

¿Qué atractivo puede tener Palm para ser adquirida por alguno de los gigantes de la movilidad? Palm no ha logrado tener el éxito deseado con sus smartphones Pre y Pixi y sus ventas decaen. Sin embargo, Palm tiene como activo un portafolio de patentes que la hacen valiosa.
Muchos analistas y observadores lapidan a Palm luego de conocerse los resultados de su tercer cuatrimestre y con proyecciones que son aún más desalentadoras.
Los ejecutivos de Palm afirmaron que la empresa seguirá compitiendo, aunque están abiertos a escuchar ofertas. De todos los finales posibles, la compra de Palm para protección de patentes parecería ser la peor antes que una quiebra. Pero para un proveedor de smartphones, la compra de Palm con su rica librería de patentes relacionadas a teléfonos, puede ser un escudo ideal para evitar litigios con Apple, RIM o Motorola.
Anthony Mazzarella, CEO de PatentVest, cree que esta alternativa es la más posible. PatentVest evalúa al portafolio IP de una compañía bajo diversos criterios para obtener su valor general y entre ellos está la frecuencia con la que otras empresas citan sus patentes. “Bajo nuestras métricas, el valor de la propiedad intelectual de Palm es casi igual al de Apple. El mercado está pasando por alto ese valor de Palm, que es muy alto,” dijo Mazzarella.
Cuando una compañía presenta una patente para su aprobación, debe citar a las otras anteriores similares (llamadas “prior art”). Allí es donde PatentVest recoge su información y es donde Samsung y Nokia aparecen notablemente. Samsung ha citado patentes de Palm en sus solicitudes de patentes más que ninguna otra compañía y Nokia le sigue. Apple y Motorola citan el prior art de Palm mucho menos.
También existen analistas que no creen que Palm pueda venderse. Uno de ellos es Will Stofega, gerente de investigación de mobile en IDC. “Mi instinto me dice que Nokia está muy ocupada con problemas legales y el refresh del OS Symbian. Tratar de incorporar otro sistema operativo es algo que no tiene sentido, a menos que lo obtengan a un precio muy bajo,” declaró Stofega.
El analista piensa que lo mismo aplica a Samsung, que ya tiene su plataforma propia y también usa Android. “Me puedo equivocar, pero creo que tienen a su OS Bada como tiene que estar y pueden seguir adelante sin problema usándolo,” agregó.
“A Palm todavía le queda algo de tiempo para cambiar de rumbo. No demasiado tiempo, pero algo tienen. Creo que están tirando la toalla un poco anticipadamente. Tienen caminos disponibles y creo que hay bastante por hacer,” concluyó.
En los últimos años se ha demostrado que el timing es fundamental en los procesos de adquisición, especialmente cuando una empresa está declinando. La línea que separa la presencia o la ausencia de valor es muy borrosa ya que la trazan las estrategias de terceras partes. Es un momento difícil para Palm y abierto a la especulación. Este puede ser un rumor más o el prólogo de otra fusión.