SaaS-Cloud Computing, Cocktail explosivo y metáfora del cambio

28 Abr 2010 en Software

Los centros de datos tradicionales tendrán que evolucionar a medida que se acentúa la adopción del modelo Software as a Service (SaaS). Así lo afirmaron los panelistas que participaron en la conferencia AlwaysOn OnDemand. Esta conferencia fue patrocinada por HP en sus instalaciones centrales de Palo Alto, California. Datamation estuvo presente.
David Thomas, director ejecutivo de TechAmerica Silicon Valley, fue uno de los precursores en la creación de empresas con el modelo SaaS cuando fundó Intacct en el año 1999. El ejecutivo pidió a los demás panelistas que definieran la actual posición del centro de datos y explicaran cómo se adaptarán a un futuro con SaaS.
James Urquhart, uno de los evangelistas de cloud computing de Cisco, entiende que “todo dependerá de lo que la industria considere como mejor beneficio económico. No pensamos que habrá una variante que se imponga en forma absoluta, ya sea la del outsourcing completo o el modelo tradicional. Se trata de cuál será el punto de equilibrio.”
Urquhart entiende que, además de un equilibrio entre el IT interno y el outsourcing, también habrá un equilibrio de proveedores. “No creo que nadie elija a una compañía y vaya 100% con ella,” agregó.
Por su parte, otro invitado, Doug Merritt, VP ejecutivo de soluciones on-demand de SAP, estuvo de acuerdo con esta visión. “La segregación de capas de computación ha existido siempre y ahora tenemos aún más de esas capas debido a un aumento de los requerimientos,” dijo.
Según Merrit, un mismo proveedor ofreciendo toda la pila (stack) de capas nunca lo hace bien y eso lleva a que aparezcan los mejores de cada clase (best of breed). “La próxima década hará falta un stack súper dinámico porque la demanda de computación es muy fuerte. Necesitamos un buen sacudón luego de pasar una década de confusión.”
Los panelistas concluyeron en que, estos proveedores tradicionales, que tienden a obstaculizar la interoperabilidad, tendrán que aprender a hacerlo. Las nuevas generaciones crecen con smartphones y otros dispositivos de consumidores que no presentan ese problema y su actitud será la de no aceptar obstáculos.
“Nadie aceptará gentilmente que lleve seis meses hacer que una base de datos Oracle trabaje con middleware de IBM. La próxima generación no tolerará interfaces que no compartan automáticamente datos y que no hagan lo que hace falta,” dijo Urquhart de Cisco.
Ron Wastal, VP de Cast Iron Systems, empresa de integración cloud, coincide. “La gente más joven entiende que la integración sea espontánea, no que lleve días. Este es el desafío. Hay  toda clase de variantes en el mercado, con toda clase de APIs (Application Programming Interfaces). Tenemos que hacer que funcionen juntas,” dijo Wastal.
Wastal describe tres modelos de aplicaciones: enlatadas, configurables y customizables. SaaS, exige cutomizables. “Hace falta flexibilidad en el proceso de integración para poder lidiar con el cambio. En entornos SaaS, vemos que los cambios ocurren más rápido. La gente cambia sus objetos de Salesforce a diario. Alcanzar esa capacidad será difícil, pero tenemos que trabajar para hacer que esos componentes funcionen juntos.”
Wastal cree que en algún momento, los grandes proveedores de infraestructura irán un paso más allá. “La cosa cambiará en cuanto alguien adquiera a Salesforce o SuccessFactors o a NetSuite. IBM, Microsoft y Google construyen ambientes cloud ¿Cuánto tiempo pasará antes de que comiencen a buscar aplicaciones que corran en ellos?