Resultados financieros: Apple y Motorola festejan, Intel preocupa e IBM llegó con lo justo

20 Jul 2006 en Mobile

Ayer presentaron sus resultados trimestrales varias empresas del campo de la tecnología de información, comunicaciones y networking.
Apple y Motorola aparecieron con resultados superiores a los previstos. Sus ventas subieron un 24% y sus acciones arrojaron un dividendo 23% superior al esperado. Se vendieron 1.327.000 Macs y ocho millones de iPods.
Motorola también superó las expectativas de Wall Street y sus acciones subieron un 6% como consecuencia de sus buenos resultados.
Qualcomm, en cambio, vio caer el valor de sus acciones un 6% debido a su balance más pálido.
A Intel no le fue bien y volvió a desilusionar no alcanzando los estimados de venta. Sus dividendos fueron un centavito más que lo esperado por acción, pero sus ventas cayeron 13%. La compañía predijo ventas por debajo de las estimaciones de los analistas para su tercer trimestre, posiblemente 200 a 800 millones inferiores a los U$S 9.100 millones ideales. Sus acciones cayeron un 2% al conocerse las novedades.
El CEO de Intel, Paul Otellini reconoció el peso de mayor competencia y exceso de inventarios en su empresa. En su presentación, expresó su confianza en el desempeño positivo que tendrán la nueva línea Core 2 Duo (chips Conroe y Merom) y el chip quad-core Tulsa. Si bien estos chips no han sido liberados oficialmente, están ya generando ingresos en base a pedidos de los fabricantes. Conroe será el chip más veloz en el desktop hasta hoy y se lanzará la semana próxima.
De paso, cabe comentar que Unisys también estuvo entre las que tuvieron resultados declinantes.
Por último tenemos a IBM, que superó sus estimaciones de dividendos por acción también por un centavito. Sus ventas para el trimestre alcanzaron estimaciones previas de U$S 21.890 millones y las ganancias por cada acción crecieron un 14%. Ajustando sus ingresos con la venta de su unidad de PCs a Lenovo, éstos fueron un 1% mayores. Las ventas de System z (mainframes) y software fueron sólidas y el área de servicios fue, según los analistas, la que se quedó corta con su facturación de U$S 9.600 millones en el trimestre.