Repercusiones y rumores rodean al acuerdo Microsoft-Sun

7 Abr 2004 en Software

Creemos que es en la comunidad de los desarrolladores, especialmente Java, en donde este acuerdo ha causado mayor sorpresa y estupor. Los seguidores de Java vieron fumar la pipa de la paz al mismo hombre que hace algunos meses pronunció frases como: “se trata de la humanidad contra Microsoft” o “.NET es una broma.” La polarización entre estas dos plataformas ha sido muy fuerte no sólo a nivel de quienes las adoptaron para el desarrollo de programas y sistemas. También es, en cierto modo, la base del planeamiento estratégico y comercial de muchos productores de herramientas de administración, middleware y otros recursos para la infraestructura de IT.
Muchos de los leales a Java creen que sólo se trata de una Sun Microsystems que necesita cash, luego de haber anunciado pérdidas de U$S 800 millones en el trimestre.
Otros desarrolladores, en cambio, ven a este acuerdo como algo tranquilizador y punto de partida para una etapa en la que Sun podrá volver a crear buenos productos en lugar de agotar sus fuerzas desafiando a Microsoft.
El cambio tuvo su repercusión interna en Sun. John Loiacono fue promovido a lpuesto de VP ejecutivo reemplazando a Schwartz, quien se convirtió en presidente y COO de Sun. Loiacono dirigía los proyectos Linux y Solaris, además de Java Enterprise System.
También se encargó de las plataformas Sun a los procesadores de AMD.
Algunos observadores creen que el horizonte financiero de Sun no es muy brillante y que la empresa deberá profundizar su cambio de rumbo y reestructuración. En general, reina la sensación de que el acuerdo aún no muestra con claridad su alcance. Las opiniones fueron tan variadas como discordantes y es difícil presentar un panorama coherente a partir de lo escuchado hasta hoy. Tampoco faltaron especulaciones respecto a una posible venta de Sun Microsystems a candidatos como Hitachi, por ejemplo.