Reorganización en IBM: Consolida sus divisiones de hardware y software

4 Ago 2010 en Servidores

IBM inicia una jugada de integración de sus sistemas, algo que ya hacen otras empresas como Oracle y, en otra escala, Apple. Los analistas creen que IBM va en la dirección correcta.
IBM ha fusionado las dos divisiones que no son puramente de servicios: hardware y software, que tendrán un mismo director. El anuncio lo realizó Sam Palmisano, CEO de IBM en forma interna. Steven Mills, antes cabeza del Software Group, es ahora Senior VP y ejecutivo del nuevo grupo que se llama Systems and Software. Rod Adkins, antes VP a cargo de Systems and Technology Group, ahora reportará a Mills y ya no a Palmisano.
IBM espera ahora tener mayor foco en una mayor integración de hardware y software, un modelo que ha resultado exitoso en otros proveedores como Apple, compañía bien diferente a IBM pero con similar demanda de integración.
Según David Gelardi, VP del Systems and Technology Group, “se verán más servicios integrados de hardware y software junto con nuestros demás servicios. Creo que este cambio nos ayuda mucho. Tendremos mayor potencial de integración y colaboración que en el pasado.”
El escenario futuro, con cloud computing, SaaS y muchos otros potenciales modelos de servicios, es un escenario que casi impone la necesidad de alinear ciertos componentes de la tecnología, especialmente una alta capacidad de computación y storage, además de virtualización. Es como una convergencia del modelo utility con el de la nube de aplicaciones y servicios. Aquí, se destaca el anuncio del nuevo mainframe zEnterprise con integración de administración, virtualización y equilibrio de carga entre el mainframe y otros elementos de IBM. Bajo la promesa de una administración central desde una misma consola, IBM vuelve a poner al mainframe en el centro de su estrategia.
En una industria donde los desarrolladores independientes de software crecen en forma compleja y donde los usuarios adquieren entornos compuestos de múltiples y móviles partes, es dable esperar que la integración represente valor. Los usuarios no quieren seguir manejándose con multitud de releases y APIs para tener un proceso funcionando de punta a punta.