Red Hat libera su Enterprise Linux release 5.5

7 Abr 2010 en Software

Se anunció la disponibilidad de la quinta actualización de la plataforma Red Hat Enterprise Linux 5: Red Hat Enterprise Linux 5.5. Además de sumar características diseñadas para operar entre implementaciones físicas, virtuales y cloud, la actualización ofrece mayores capacidades de virtualización e interoperabilidad combinadas con el soporte para nuevas e importantes plataformas de hardware.
La certificación y la compatibilidad de las aplicaciones con la plataforma Red Hat Enterprise Linux 5 se continúan manteniendo. La cartera de aplicaciones certificadas para Red Hat Enterprise Linux sirven para esta nueva actualización. Red Hat Enterprise Linux 5.5 ya se encuentra disponible para los clientes con suscripciones a través de Red Hat Network.
 
Además de mejoras integrales en la plataforma y la corrección de errores, esta actualización ofrece soporte para las nuevas plataformas que están ofreciendo varios socios de Red Hat, incluidos AMD, Dell, HP, IBM e Intel. Las nuevas plataformas que recibirán soporte incluyen Intel Nehalem EX, AMD Opteron (TM) 6000 Series (anteriormente llamada en código “Magny Cours”) e IBM Power 7.
 
En la cuarta actualización de la plataforma Red Hat Enterprise Linux 5 entregada en septiembre de 2009, Red Hat presentó el hipervisor de Máquinas Virtuales con base en el Núcleo (KVM) junto con el hipervisor Xen. La nueva actualización de Red Hat Enterprise Linux 5.5 ofrece varias mejoras en cuanto a virtualización. El soporte de los grandes sistemas de memoria de los nuevos servidores permite implementar un mayor número de máquinas virtuales en cada servidor físico. Al contar con una mayor densidad de guests, los clientes tienen la oportunidad de lograr mayores niveles de consolidación y disminuir sus costos. El amplio soporte de páginas ahora es automático e incluye a los huéspedes virtuales, lo que mejora el rendimiento de las aplicaciones de memoria intensiva. El soporte para Single Root I/O Virtualization (SR-IOV) ofrece a los huéspedes virtuales la capacidad superior de compartir recursos de hardware PCI y dispositivos I/O de acceso más eficientes. Como resultado, Red Hat Enterprise Linux es uno de los primeros sistemas operativos diseñados para poder alojar un huésped virtual que puede saturar un Ethernet de 10 Gigabits. Otras optimizaciones de I/O, que facilitan la reasignación de dispositivos, pueden ayudar a mejorar la flexibilidad cuando se migran huéspedes virtuales entre sistemas físicos. Juntas, estas mejoras apuntan a permitir que las aplicaciones empresariales de gran escala limitadas por I/O sean fácilmente virtualizadas.
 
Red Hat Enterprise Linux 5.5 también ofrece mejoras en la interoperabilidad con Microsoft Windows 7 y amplía la integración de Active Directory, lo que permite un mejor mapeo de usuarios y grupos mientras simplifica la gestión de sistemas de archivo entre plataformas.