Red Hat intenta imponer a Linux en el segmento de Telecomunicaciones

Red Hat quiere impulsar a sus soluciones Linux en el espacio de las telecom mediante una serie de asociaciones. Tanto con IBM, como con HP, se intenta apoyar la creación de combinaciones de hardware y software apuntadas a desarrollos “carrier grade.”
Por otra parte, Red Hat tiene su Telecommunications Partner Program, cuyo propósito es el de crear conocimiento y adopción de las soluciones y plataformas que tiene para carriers. Con este programa, espera conseguir adhesión de OEMs, ISVs (desarrolladores independientes de software) para telecoms, proveedores de equipamiento de redes y con los propios carriers.
Uno de sus socios, HP, no es ajeno a los desarrollos Linux carrier-grade, ya que también tiene un proyecto junto con Debian GNU/Linux.
Lo que conocemos como Carrier Grade Linux (CGL) es un proyecto liderado por Open Source Development Labs (OSDL) con el que esperan proveer un conjunto de dispositivos Linux para carriers. OSDL liberó la última versión de esa especificación CGL a principios de este año.
De todos modos, CGL no es un factor clave para una implementación carrier-grade. “No existe algo como una certificación carrier-grade,” nos dice Scott Crenshaw, director de productos y marketing en Red Hat. “El grupo de trabajo OSDL Carrier Grade Linux ha desarrollado una serie de requerimientos sugeridos, pero no existe un proceso para establecer el cumplimiento de ese conjunto de requerimientos.”
Crenshaw prosigue explicando que “los proveedores pueden decir que tienen compatibilidad CGL, pero es sólo un ejercicio que realizan para poder mejor mostrar las características de sus productos, sin una certificación posible.”
“Lo que más importa a los clientes telecom, es tener la performance que les hace falta de parte de un proveedor confiable. Linux no siempre era una posibilidad viable para implementaciones en carriers, pero ahora está preparado. Ya no hay barreras para una amplia adopción de Linux en este segmento,” agrega Crenshaw.
El ejecutivo de Red Hat describe a este mercado como de gran oportunidad para su firma. Destaca que ocho de los principales proveedores de networking y más de 100 ISVs del sector, han incorporado Red Hat Enterprise Linux.
El principal competidor que Red Hat enfrenta en este segmento es Solaris de Sun. Hace pocos meses, Sun Microsystems estableció un acuerdo con el especialista en DNS (Domain Name Systems) para ofrecer una solución DNS y DHCP (Dynamic Host Configuration Protocol) carrier-grade.
Si bien Crenshaw destaca el poder de innovación de toda una comunidad open source versus una alternativa propietaria o cerrada de un proveedor como Sun, por el momento los clientes parecen confiar más en esta última. De hecho, Sun está en condiciones de ir reemplazando su hardware propietario por servidores x86 cuando el cliente así lo prefiera. La crítica a esos sistemas propietarios siempre fue un sólido argumento de la competencia y ahora ha perdido fuerza.