Red Hat a punto de alcanzar los U$S 1.000 millones en ingresos anuales

28 Mar 2011 en Software

Hace tres años, el CEO de Red Hat predijo que su compañía sería el primer vendor “open source puro” en alcanzar los U$S 1.000 en ingresos.
En el cuarto trimestre de su año fiscal fue un gran trimestre. Debutó su sistema operativo versión Red Hat Enterprise Linux 6 (RHEL) y continuó innovando con su middleware JBoss, además de avanzar en plataformas de virtualización. Al crecimiento de los ingresos, contribuye el bloqueo del kernel Enterprise Linux de Red Hat, con el que trata de neutralizar esfuerzos de competidores.
El año fiscal que finalizó Red Hat mostró ingresos de 909.3 millones de dólares, un 22% de crecimiento respecto al año anterior. El último trimestre, la facturación fue de 245 millones, con lo que la proyección le es más que favorable. Si consigue apenas un 11% de crecimiento respecto al año anterior, cerrará este nuevo año fiscal por encima de los U$S 1.000 millones.
Areas en las que Red Hat está intentando crecer son las de la virtualización y cloud computing. Jim Whitehurst, CEO de Red Hat, destacó que su compañía ya tiene más de 500 clientes usando RHEV (Red Hat Enteprise Virtualization). RHEV es una alternativa competitiva de las plataformas de VMware y ha logrado potenciar el uso del hypervisor KVM. RHEV está integrado a RHEL y esa conectividad tiene alto potencial de crecimiento.
El CEO de Red Hat destacó que su compañía no está atacando la base instalada de VMware, sino que va sobre terrenos vírgenes donde se necesita implementar virtualización.
Nuestro negocio es conseguir market share en el centro de datos. Cuanto mayor valor ofrezca la infraestructura de Red hat, mayor valor agregamos y nuestra infraestructura crecerá en general,” dijo Whitehurst.
Una de las competencias que enfrenta Red Hat es la de clones de su propio RHEL, como Oracle Enterprise Linux o CentOS, que usan RHEL, como base. A partir de RHEL 6, Red Hat intenta dificultar la evolución de los clones mediante el bloqueo del kernel de RHEL.
“Somos el principal contribuidor comercial a los componentes del kernel Linux y creo que aportamos mucho valor. Queremos asegurarnos de que ese valor sea reconocido. En términos de competencia, no creo que pasen cosas que no hayamos visto antes, pero es mejor cerrar el corral antes de que se escapen los caballos,” concluyó Whitehurst.