Recursos Open Source para crear y utilizar la nube

Hay quiénes dicen que las aplicaciones open source son el futuro de la nube. Es fácil coincidir con esa afirmación porqué, de hecho, ya son el presente. La computación cloud dejó de ser una promesa y es una realidad. Es la forma en la que se hacen las cosas. Según IDC, este año la nube pública generará ingresos por valor de U$S 70.000 millones y, para 2019, la cifra llegaría a los U$S 141.000 millones. Esto equivaldría a un crecimiento de una tasa compuesta del 19.4% anual, una tasa seis veces mayor a la que IDC prevé para el resto de la industria de IT.

CloudStack

Si miramos la variedad de ofertas de productos comerciales, notaremos una profunda asociación o integración con proyectos open source para la nube, tales como OpenStack, CloudStack y otros que representan los cimientos en la construcción de nubes tanto públicas como privadas. Además, muchos de los dueños de estos proyectos open source ofrecen versiones de sus productos desde un host en forma de SaaS (Software as a Service). Esto les permite generar ingresos para financiar sus proyectos y facilita la implementación a los usuarios.

El fenómeno de la “privatización” comercial de los proyectos open source representa una tendencia a tener en cuenta. Muchos de los proyectos se han convertido en comerciales o sea en propietarios. De todos modos, en esta oportunidad nos vamos a ocupar de nueve proyectos/soluciones open source para la administración e infraestructura cloud que recolectó la columnista de Datamation Cynthia Harvey y publicó en un artículo más extenso cuyas partes iremos comentando en este medio.

En primer lugar, tenemos a OpenStack. Ya en su edición decimotercera con nombre código Mitaka, OpenStack comienza a autodefinirse como un sistema operativo cloud que controla grandes pools de recursos de computación, almacenamiento y networking en el centro de datos. OpenSack no es novedad y tiene grandes usuarios como Yahoo, Cisco Webex, PayPal, Wikimedia, el MIT, AT&T, Rackspace, Best Buy, Comcast, Disney, Time Warner, Intel y American Express, por no nombrar decenas de miles de otras empresas. Su utilización es independiente del sistema operativo.

Luego, tenemos a CloudStack. La diferencia entre OpenStack y CloudStack fue tratada ya en un artículo de Datamation (Nubes privadas: OpenStack o CloudStack?) y tal vez convenga releerlo si se está pensando en cuál conviene más. CloudStack es utilizado principalmente por proveedores de nubes públicas y forma parte de la fundación Apache. Esta plataforma facilita el despliegue y administración de redes en máquinas virtuales. Incluye orquestación de computación, NaaS (Networking as a Service), administración de usuario y cuentas y recursos para la contabilización del uso. Es independiente del sistema operativo que se utilice.

Otro proyecto que prospera bien es el de OpenNebula, plataforma que promete la experiencia más sencilla en la implantación y administración de nubes. Además del proyecto open source, la firma OpenNebula Systems ofrece capacitación, soporte, ingeniería y consultoría en forma paga. Esta solución es para ser utilizada en ambientes Linux.

Eucalyptus es otra variante. Hoy en día es administrada por Hewlett-Packard Enterprise (HPE). Helion Eucalyptus permite la creación de nubes híbridas de computación ya que parte de la capacidad de crear primero nubes privadas que son compatibles con Amazon Web Services. HPE brinda soporte en forma paga y Eucalyptus es para ambientes Linux.

Synnefo es otra alternativa interesante. Es una plataforma open source que es financiada por el gobierno griego y la Unión Europea. Synnefo cuenta con todas las capas necesarias de computación cloud y está escrita en lenguaje Python. Utiliza las APIs (Application Programming Interfaces) para simplificar la administraci´´on y también se apoya en Google Ganeti para la administración de clusters, además de Archipiélago para la administración de almacenamiento. También es una plataforma para sistemas operativos Linux.

SCALR es otra plataforma que se describe a sí misma como “plataforma de administración cloud basada en políticas.” Existe una edición comunitaria o gratuita y también otra que se puede utilizar desde un host a un precio muy económico (parte de los U$S 99 mensuales) y es para empresas chicas. Para las grandes empresas, el precio es bastante mayor. El sistema operativo es Linux.

FOSS-Cloud es un recurso que permite crear entornos de computación cloud tanto públicos como privados. Incluye herramientas para VDI (Virtual Desktop Infrastructure), IaaS (Infrastructure as a Service), PaaS (Platform as a Service), SaaS y almacenamiento cloud. Funciona con sistemas operativos Windows y Linux.

OpenQRM parece ser otra variante que gana popularidad. Experimenta un acumulado de 400.000 descargas y la versión open source de openQRM ofrece software cloud gratuito que es muy apto para implementaciones de menor rango como puede ser la de una PyME. Para esta solución existen muchas ediciones pagas y variedad de servicios. El sistema operativo es Linux.

Por último, vamos a ocuparnos de Dasein Cloud. Es un proyecto de la compañía Dell. Dasein Cloud es definida como “una librería open source de abstracción cloud para Java.” Permite que los desarrolladores escriban por única vez aplicaciones que pueden ser trasladadas a cualquier modelo de proveedor cloud. Es para sistemas operativos Linux.

Respecto a las alternativas pagas que hemos mencionado en varios de los proyectos Open Source, cabría decir que las organizaciones más pequeñas que necesitan ingresar en el mundo cloud deberían tener en cuenta lo siguiente: si quieren experimentar inicialmente con la versión gratuita o comunitaria de estas soluciones, tengan presente que necesitarán contar con personal técnico muy capacitado, flexible y con vocación de “experimentar sin romper.” Si los proyectos fructifican en términos de las necesidades de competitividad o eficiencia de la compañía, será el momento de evaluar los economics de los procesos afectados y de ver si conviene escalar hacia una plataforma paga.

Guardar

Guardar