Recomendaciones de Schneider Electric para ahorro de energía

6 Mar 2014 en Las Agencias Informan

El 5 de marzo se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética y Schneider Electric, especialista global en gestión de energía, ofrece distintas alternativas para mejorar los hábitos frente al uso sostenible y racional de la energía.

 

La eficiencia energética ofrece una salida al dilema energético, ya que limita la polución y el calentamiento global, conserva los suministros de las fuentes de energía no renovables y provee la energía requerida para el crecimiento económico.

Hector Ruiz, responsable de normalización de Schneider Electric, afirma que La demanda global de energía sigue en aumento a una tasa que supera la capacidad de producción, constantemente causando consecuencias en el medio ambiente y en las economías locales. Los hogares no escapan a esta continua demanda y es por esto que se debe adoptar un comportamiento más responsable, logrando un  consumo energético más eficiente”.

Debido a este panorama, una de las primeras acciones que recomienda Schneider Electric llevar adelante para lograr mejores resultados, consiste en  identificar cuáles son las fuentes de consumo energético excesivo dentro del hogar. Es decir que se debe llevar a cabo un monitoreo de la energía que permita visualizar los campos que se deben mejorar a fin de obtener la información necesaria para que se puedan tomar decisiones que permitan equilibrar el uso de la energía.

Una de las áreas más críticas sobre la que se debe hacer hincapié para una correcta administración de la energía, es la iluminación. Soluciones como los controladores de la iluminación, entre los que se destacan los regulares electrónicos, detectores de movimiento y presencia, y los interruptores tanto específicos como crepusculares permiten ahorrar entre un 10% y un 40% de electricidad. Cabe destacar que mediante el apagado automático, cuando la luz no es necesaria, se logra además un ahorro de potencia.

Otros de los puntos sobre los que se trabaja en esta área, es la adaptación y optimización de la iluminación de la sala a través del uso de reguladores electrónicos, creando diferentes ambientes en los cuales el nivel de luz se puede adaptar de forma independiente, lo que se traduce en un menor consumo de electricidad.

Los expertos dan algunos consejos más para generar ahorros de energía como por ejemplo,  no dejar que las lámparas trabajen a plena carga sino al 70 % u 80% sin que el ojo detecte alguna variación. Este sistema contribuye a incrementar la vida útil para que no requiera un cambio frecuente y al mismo tiempo se ahorre energía. Siempre que sea posible se debe aprovechar la iluminación natural, utilizar colores claros en las paredes y techos para reducir el alumbrado artificial, apagar las luces de las habitaciones que no se estén utilizando, reducir la iluminación en exteriores, jardines, piscinas, y mantener limpias las lámparas y las pantallas para aumentar la luminosidad, sin aumentar la potencia.

Otro de los importantes recursos sobre el que se debe trabajar para contribuir al ahorro energético es el agua. El riego del jardín a través de la instalación de interruptores que gestionen de forma eficiente el encendido del riego, activándose solo a la hora prestablecida y permaneciendo encendido solo durante el tiempo marcado por el usuario, permiten evitar no solo el desperdicio energía, sino también de agua. Lo mismo aplica para el bombeo del agua de la pileta, en donde es conveniente utilizar un variador de velocidad que mantenga el caudal de agua de la bomba lo más bajo posible e interruptores para optimizar el funcionamiento de las distintas zonas de la pileta logrando una filtración continua del agua.

Es muy importante aprender a adaptar y manejar el consumo energético, los costos de la energía y los contaminantes para evitar la ineficiencia y cuidar del medio ambiente a nivel global. Schneider Electric asume el compromiso de ayudar a las personas y las organizaciones a maximizar el rendimiento de la energía para lograr ese objetivo.