¿Quiénes utilizan y quiénes venden la supercomputación?

12 Nov 2003 en Servidores

La mayoría de nosotros nos imaginamos a las supercomputadoras siendo utilizadas en investigación, gobiernos u organismos espaciales o de defensa. Sin embargo, analizando la información que detalla el uso de las primeras 500 supercomputadoras del mundo, encontramos que esta clase de máquina también se utiliza en las diferentes industrias.
Una consolidación de la tabla nos muestra que el 40,4% de las supercomputadoras son utilizadas por industrias; el 26,2% en investigación; el 23% en ambientes académicos; el 5.4% en aplicaciones clasificadas; el 4,4% por los mismos proveedores de IT y sólo un 0,6% por los gobiernos.
Esta tendencia no es precisamente nueva. En 1998, las industrias ya ocupaban un 37 % en el uso de HPC (High Performance Computing); la investigación un 35% y las academias un 18,6%; las aplicaciones clasificadas un 6,8% y los proveedores de IT un 2,6%. Los gobiernos, nada.
¿Está todo igual o parecido a cómo era entonces? No tanto, especialmente si miramos a quiénes son los proveedores que lideran las posiciones entonces y hoy. Al presente, los tres líderes del mercado, en términos de modelos de computadora, son HP-SPP; IBM SP y NOW Intel Pentium. HP-SPP tiene un 25,4% de participación en el segmento; IBM SP un 20,4 % y NOW Intel Pentium un 19,8%. Hace sólo cinco años, los líderes eran Sun UltraHPC con un 22,2%; SGI Origin con un 18,2% e IBM SP con un 15%. ¿Cuánto tenía HP SPP en ese momento? Solamente un 5% o sea que HP es la empresa que logró el mayor crecimiento en la supercomputación.
En términos de fabricantes, las cosas también cambiaron bastante. HP tiene un 31,8%; IBM un 31,2% y SGI un 10,8% de participación, respectivamente (Cifras 2003). En 1998, Sun se llevaba un 22,2%; Cray/SGI un 21,4% y SGI un 18,6%. IBM y HP, que no figuraban entre los tres primeros proveedores, tenían un 15% y 5% respectivamente. Hoy IBM y HP controlan este mercado, ya que entre los dos, tiene 315 instalaciones de las 500 principales del mundo ¿Cómo hicieron HP e IBM para alcanzar ese liderazgo y qué circunstancias cambiaron en el mercado?
Si consideramos los ambientes empresariales, la principal barrera para la adopción de HPC es su costo y la necesidad de mantenerla en funcionamiento continuamente. Por su parte, IBM ha desarrollado su propio paradigma que lleva el rótulo de “Deep Computing on Demand,” donde existe la capacidad de ofrecer supercomputación a través de VPNs (redes virtuales privadas), o sea utilizando Internet. En cambio, HP se enfoca en áreas como la investigación, análisis, modelado y requerimientos académicos.
En ninguna de las dos vertientes se enfatiza en la actividad transaccional, lo que demuestra, en principio, que la actividad industrial no se apoya tan fuertemente en el espacio transaccional como algunos pensábamos.