¿Quién es el verdadero enemigo de Oracle?

12 Nov 2003 en Software

Joshua Greenbaum es director de Enterprise Applications Consulting, una firma especializada en tecnología con sede en Daly City, California. Como columnista de Datamation, analiza la actual posición competitiva de Oracle. En primer término, no cree que la compra de PeopleSoft sea la meta final de Larry Ellison, el CEO de Oracle. Durante una conferencia de prensa en el reciente evento Oracle World, declaró tener una lista de adquisiciones en mente. La sola compra de PeopleSoft no produciría el turnaround que necesita la empresa. Si bien Oracle genera efectivo y controla los costos para ofrecer buenos resultados, su negocio de bases de datos está siendo atacado y el de servidores de aplicaciones tiende a desvanecerse en la comoditización como parte de otras plataformas. En aplicaciones, Oracle sigue ingresando dinero en concepto de licencias, aunque sus nuevas ventas no son florecientes.
La competencia que más debe preocupar a Ellison es IBM. Si bien Microsoft también empuja, IBM es quien tiene más experiencia en el nivel empresarial; tiene servicios de consultoría e integración, outsourcing, bases de datos y software de sistemas, además de ser potencia en hardware. Otros, como SAP, también compiten con Oracle, pero IBM tiene una estrategia de dominación de segmentos verdaderamente amenazante.
La adquisición de PeopleSoft ayudaría, pero no resuelve el problema que IBM es para Oracle. Con esta adquisición tendría una base instalada mayor, con posibilidad de vender productos, pero sin gran oportunidad para bases de datos y otras tecnologías.
Greenbaun cree que la próxima adquisición de Oracle será en el nivel alto del negocio de servicios, algo como lo que IBM hizo con PWC. Los consultores high-end, pueden definir nuevas generaciones de innovación para un cliente e industria específicos. Las grandes consultoras han demostrado su capacidad de quedarse con dólares gastados en innovación, que habrían sido de Oracle, SAP, PeopleSoft u otros. Si Oracle compra un integrador de esta clase, puede sustentar esta innovación a partir de sus bases de datos y herramientas.
El paso siguiente a la adquisición de un integrador/consultor, ¿podría ser una empresa como Sun, por ejemplo? No sería una mala forma de hostigar a IBM. La alternativa a una competencia de esta clase sería quedarse a esperar mientras se erosiona su posición de mercado y de líder en innovación tecnológica. El negocio de software se basa en innovar para eludir la comoditización. En síntesis, Greenbaun nos dice que la pelea de Oracle recién comienza, y es contra IBM.