Qué tanto se acerca la computación autonómica a su propia utopía

21 May 2004 en Mobile

Las computadoras todavía no están listas para valerse completamente por sí mismas en cuanto a funcionamiento, nivel de performance y auto-reparación. Lo que sí pueden hacer es liberar a los administradores de redes de ciertas tareas mediante la inserción de capacidades de auto-reparación. “Estamos tratando de elevar a la gente a un siguiente nivel,” señaló Fefrey Kephart, gerente del grupo de agentes y fenómenos emergentes en IBM Research. Las declaraciones fueron en el marco de la International Conference on Autonomic Computing. Según el investigador, todavía falta mucho por saber acerca de la forma en que interactúan las máquinas y los humanos.
En realidad, algunas de las tecnologías que hacen a la computación autonómica ya son usadas. Por ejemplo, la corrección automática de documentos Word o la minería de datos que realiza Amazon.com para que el sitio Web “recuerde” las preferencias de los visitantes y clientes.
La mayor parte de la investigación gira acerca de cómo diagnosticar los problemas y la forma en que una red puede comprender datos de diferentes formatos que llegan asociados a los registros de problemas. Por esta razón, IBM acaba de presentar una propuesta de formato Common Base Event (CBE) ante el cuerpo de estándares OASIS. El objetivo es estandarizar la forma en que se leen los datos en las redes.
IBM ha realizado acuerdos con otras empresas para que desarrollen productos usando el formato CBE y algunos de sus partners también están integrando AME (Autonomic Management Engine) en sus productos. AME monitorea los eventos, los analiza y luego planifica y ejecuta correcciones en un recurso de computación.
Los investigadores continúan estudiando el comportamiento de componentes, relaciones y tecnologías capaces de soportar una auto-administración de los sistemas. Existen proyectos sobre la administración automatizada de aspectos tales como cambios de configuración, arreglos de software, upgrades de software y tunning de performance.
Una de las conclusiones que podemos hacer es la siguiente: en los próximos cinco años estas tecnologías resultarán en una reducción del tiempo que transcurre entre la ocurrencia de un problema en una red compleja y su solución. Para seguir en el buen camino, “la industria de IT necesita un estándar que represente a los datos sobre problemas,” señaló David Bartlett, director de Autonomic Computing Group en IBM.