Qué les falta a los discos SSD para entrar en la empresa

12 Feb 2009 en Storage

Su origen en el mundo de las laptop les hace carecer, por el momento, de algunos elementos vitales cuando se habla del centro de datos. Ejemplo de esos elementos serían hot swapping y grabación de alta performance. Nadie cambiaría el disco de una laptop mientras está el sistema encendido y por eso la tecnología nunca se agregó al firmware, tal como nos explica Jimmy Daley, gerente de marketing de este segmento en HP. Pero en un centro de datos, los drives se colocan y sacan de los chasis con frecuencia.
De esta manera, habría que agregar la capacidad de tolerar la remoción o inserción repentinas de los drives en servidores, para que funcionen de igual manera que un disco hot-swappable.
Respecto a la performance de escritura o grabación, un drive de laptop puede estar cómodo con el rendimiento de grabación de unas 5400 revoluciones por minuto, que es el promedio de un disco duro de esas máquinas. Pero la empresa necesita algo más que eso. Por esa razón, compañías como HP trabajan con sus partners para mejorar el paralelismo en las operaciones de grabación, ya que en lectura, los discos de estado sólido han mostrado ser más que eficientes.
Otro de los problemas a superar es el de la capacidad para el nivel empresarial. Existen dos tipos de memoria SSD (Solid State Disk): SLC (Single-Level Cell) y MLC (Multi-Level Cell). Un SLC tiene un bit de datos almacenados por célula, mientras que MLC tiene dos o hasta tres bits por célula. Los drives SSD de alta capacidad, que alcanzan hasta 512 GB, todos usan MLC.
Los MLC tienen un ciclo de vida menor, ya que se degradan cada vez que un dato es grabado en un célula. Con dos o tres bits por célula, significa que los MLC se degradan más rápido, no dos o tres veces más rápido, pero si en varias órdenes de magnitud.
La firma de investigación iSuppli, estima que la vida útil de las células SLC es de 100.000 usos, pero baja a unos 10.000 con MLC y a sólo 1.000 con células de tres bits. Existen algoritmos para la extensión de esa vida útil, pero como conclusión, tenemos que SLC, de menor capacidad, tendrá mayor duración.
Los drives SLC tienen capacidades de 32GB a 64GB, poco espacio para servidores blade. Pero HP estima que esa capacidad se duplicará para fines de este año. También se trabaja en aumentar el ancho de banda de los controladores, de modo que puedan manejar un eventual crecimiento del I/O.
“Por el momento no es una oferta convincente para las empresas. Los clientes quieren oír que un drive tiene garantía por tres años y no que tienen que nivelar uso y cosas como esas,” continúa diciendo Daley, quien finalmente concluye en que su compañía espera tener drives SSD para ese nivel de demanda en 2012. Por su parte, los analistas de iSuppli consideran que ese marco de tiempo es absolutamente razonable a la luz del estado actual de la tecnología.