“Smartbooks,” la nueva generación de portables para mobile cloud computing

8 Sep 2009 en Mobile

Hoy, es muy reducida la cantidad de usuarios de dispositivos móviles que hace uso de servicios cloud computing. Si consideramos el crecimiento que ha tenido el segmento móvil, esa cantidad es aún menos importante. Según la firma ABI Research, sólo 42.8 millones de personas se suscribieron a servicios cloud para movilidad durante 2008. Pero la tendencia para los próximos cinco años, indicaría que llegarán a más de mil millones para 2014.
En términos proporcionales, el estudio dice que hoy el 1.1% de los usuarios móviles suscribe a servicios cloud computing, mientras que en el 2014, alcanzarán a un 19%.
¿Cuál será el factor qué impulsará este crecimiento? Según el estudio, gran parte será a través de servicios de ubicación. “De 2008 a 2010 los usuarios adoptarán servicios de localización, especialmente navegación y aplicaciones de mapas,” nos dice el analista Mark Beccue de ABI Research. “Un 60% de los suscriptores a servicios cloud móviles usará alguna clase de aplicación basada en ubicación,” agrega.
Pero las aplicaciones de productividad para las empresas serán, siempre según la investigación, las que dominen. Especialmente tendremos a las de colaboración basada en documentos compartidos, programación de actividades y administración de fuerzas de ventas. Los principales actuales proveedores de servicios cloud son los que ya están tomando la iniciativa, por ejemplo, empresas como Google, Amazon y Salesforce.
Este ambiente de cloud computing para movilidad traerá aplicaciones innovadoras en el plano comercial y de consumidores. Por ejemplo, el tradicional fabricante de cerraduras Schlage, ha diseñado su servicio LiNK. Es una cerradura hogareña sin llave a la que los suscriptores pueden controlar remotamente, pero no sólo a la cerradura. También pueden controlar calefacción, refrigeración, cámaras de seguridad e iluminación, ya sea desde una PC o desde un dispositivo móvil.
“Para 2014, cloud computing para movilidad será la principal estrategia para desarrollo e implantación de aplicaciones móviles, desplazando así a las aplicaciones nativas y a las que se descargan a los dispositivos,” agrega Beccue.
Este cambio en la modalidad de uso se verá reflejado en nuevo hardware capaz de aprovechar mejor estos servicios cloud. El fabricante de chips para teléfonos móviles Qualcomm, está ya preparando un chipset que será parte de una nueva familia de dispositivos: los Smartbook.
Los smartbooks pesarán menos de ochocientos gramos, unos cuatrocientos gramos menos que una netbook y tendrán batería para funcionar todo el día con una performance de computación elevada. Esto fue lo que adelantó Paul Jacobs, CEO de Qualcomm en una presentación pública hace algunas semanas. Jacobs informó que las primeras smartbooks aparecerán ya en los próximos meses; serán fabricadas por varios proveedores y tendrán variados formatos.