Praxis: Pagos móviles seguros con tecnología NFC

26 Ago 2013 en Las Agencias Informan

Buenos Aires, 22 de agosto de 2013PRAXIS, empresa dedicada a proporcionar servicios de consultoría, desarrollo e integración de sistemas de información, asegura que la tecnología NFC contribuirá a reducir la sensación de inseguridad que experimentan las personas con respecto a la utilización del pago móvil.

La tecnología NFC está dando sus primeros pasos en la vida de los clientes de banca móvil, ya que tiene un año en el mercado y solo la poseen los teléfonos inteligentes. No obstante, es creciente el número de equipos que integran esta plataforma como estándar de comunicación, que podría ser un reemplazo de las tarjetas de crédito de plástico.

NFC es una tecnología de comunicación inalámbrica, de corto alcance, actualmente considerada como un estándar para el pago por medio del teléfono celular. Esta modalidad permite hacer pagos mediante el acercamiento de una terminal móvil (teléfono) que cuenta con un tag RFID en el que se configuran los datos del usuario, como su número de tarjeta de débito o crédito, su PIN y sus claves de seguridad.

En 2013, el total de despliegues de dinero electrónico y banca móvil aumentó un 38%, llegando a los 81.8 millones de clientes registrados a nivel mundial.

Al respecto, Tannia Alanis, Gerente de Productos Financieros y Banca Móvil de PRAXIS comentó: “Las aplicaciones de pago por NFC permitirán un uso mayor del dinero electrónico, permitiendo a los usuarios tener un control de su dinero sin tener que disponer del efectivo. En este contexto las aplicaciones de billetera electrónica podrían reemplazar rápidamente a los pagos con tarjeta, en la medida en que la adopción de las terminales NFC se propaguen en los mercados emergentes y los bancos cuenten con servicios financieros robustos que brinden confianza a los usuarios”.

Una de las principales preocupaciones en general es la seguridad que debe estar presente al hacer un pago de este tipo. Sin una plataforma sólida, el robo de un celular o la pérdida del mismo llevaría a un grave daño en la economía y la seguridad del usuario.

Lo destacado del servicio no es que solo se pase el dispositivo y se cobre. Se deben tener mecanismos de seguridad en las aplicaciones destinadas para el pago, como es la activación del hardware, una clave que solo el usuario conoce y un dispositivo de cobranza que esté esperando el pago específicamente en una ventana de tiempo determinada”, añadió Alanis.

Se espera que para 2014 NFC cubra la necesidad de un sistema de pagos flexible, confiable, rápido y seguro; en el que el usuario tendrá un control total de su billetera electrónica, con la misma naturalidad, confianza y eficiencia, con la que hoy utiliza el efectivo.