Para Intel, la integración tecnológica será clave en 2015

22 Dic 2014 en Las Agencias Informan

La tecnología no paró de evolucionar en 2014 y seguirá así para el próximo año. El 2015 no solo traerá muchas innovaciones sino que además verá la consolidación de algunas tecnologías que ya existen. No vivimos en un mundo con un solo dispositivo y un nivel básico de conectividad. Ahora los usuarios requieren el uso de plataformas múltiples, tales como

los vestibles, smartphones, tabletas y PCs sincronizadas de forma automática y continua para obtener una experiencia completa. La computación del modo en que se la conoce está sufriendo transformaciones a medida que se desplaza desde un mundo de pantallas y dispositivos hacia uno de experiencias de integración. “A medida que nos acerquemos a 2015 presenciaremos una era donde la fuerza residirá en los objetos que nos rodean, tales como relojes con GPS y artefactos domésticos conectados. Como consumidores, capturaremos estos datos y los llevaremos a una plataforma con pantalla para analizarlos y obtener valores a partir de ellos”, aseguró Marisol de la Fuente, Gerente de Comunicación para Intel Cono Sur.

Al consistir en miles de millones de dispositivos inteligentes conectados, desde chips minúsculos hasta máquinas gigantescas que usan la tecnología inalámbrica para comunicarse entre ellos, el mundo conectado, también conocido como la Internet de las Cosas, seguirá avanzando con un ritmo impresionante en 2015. Resultados recientes de estudios del IDC prevén que el mercado global de IoT aumente a US$7,1 billones hasta 2020. “La IoT es la gran tendencia de 2015 y la podremos ver surgir en diferentes segmentos del mercado: en la industria, en los vestibles, en los automóviles y más”, señaló Marisol de la Fuente, Gerente de Comunicación para Intel Cono Sur.

Los dispositivos tendrán capacidades cada vez más novedosas. Además de ser más inteligentes, los equipos que se usarán en 2015 serán más fáciles de usar y se adaptarán a las necesidades personales de las personas. Se consolidarán nuevos formatos como los vestibles y los escáneres 3D, que liderarán la innovación y harán de la Era de la Integración un futuro atractivo para todos sus participantes. En este tipo de formatos habrá un cambio de paradigma, dejando atrás las pantallas táctiles y buscando nuevas formas de interacción entre el usuario y el dispositivo, con el reconocimiento de voz inteligente como principal apuesta. “La seguridad de los dispositivos y de las transacciones cambiará la apariencia de la internet para siempre. Las contraseñas escritas serán en algún momento cosa del pasado, y serán reemplazadas por biometría”, dijo Marisol de la Fuente, Gerente de Comunicación para Intel Cono Sur.

Pero en 2015 también habrá una consolidación de los equipos que ya conocemos, siempre con la evolución como bandera. Los AIO (All in One) van a evolucionar hacia un formato llamado “portable”, ya que vendrán con batería y podrán ser llevadas de un lado a otro dentro de la casa, incluso pudiendo ser colocadas de manera plana sobre la mesa (como una gran tableta) para usarlas como tablero de juegos o centro multimedia. Los desktop tradicionales serán reemplazados por nuevos formatos como el NUC de Intel, una PC extremadamente pequeña (10x10cm) pero con la potencia de un equipo de escritorio tradicional. Y las 2 en 1, al igual que las tabletas, van a ser más potentes, más finas y con mayor duración de batería. Y continuarán imponiéndose en el mercado argentino entre los usuarios que buscan combinar los beneficios de una tableta para chequear contenidos “on the go” y la versatilidad de una clásica notebook para trabajar. Todos estos dispositivos sumarán nuevas experiencias de usuario vinculadas a la computación perceptual, o Real Sense, que transformará la forma en la que los usuarios se relacionan con PCs, notebooks, Ultrabooks, smartphones y otros dispositivos con Intel Inside.

            Otra gran evolución será la recarga inalámbrica integrada. Ese tipo de tecnología aún está en sus primeras etapas, y estará inicialmente disponible en plataformas de lujo como factor diferenciador. Algunos locales comenzarán a ofrecer zonas de recarga inalámbrica como un incentivo para los consumidores. Aún no será común encontrarla, pero es una evolución natural de esas que, en un futuro cercano, los usuarios tendrán que preguntarse cómo lo hacían antes de que existiera.