Oracle + Sun = futuro principal competidor de IBM

21 Jul 2009 en Software

A partir de la designación de su CEO Louis Gerstner a principio de los noventa, IBM inició un camino de transformación que la alejó del negocio de equipamiento con bajos márgenes y la llevó al liderazgo en soluciones, servicios y software. A través de la gestión de Gerstner y de su sucesor y actual CEO, Sam Palmisano, IBM dejó de ser una empresa centrada en el hardware.
El actual negocio de hardware de IBM es apenas mayor que el de Sun, por ejemplo. En el último trimestre, el negocio de software de IBM representó U$S 5.200 millones en ventas.
Los ingresos de sus unidades Global Technology Services y Global Business Services representan el 60% de los ingresos de IBM, unos U$S 13.400 millones en el último trimestre y la convierten en la mayor compañía de servicios de IT del mundo. Y son servicios mucho más rentables que el hardware.
IBM se presenta ahora con sus capacidades de consultoría e integración, para luego crear las soluciones necesarias, usando la clase de hardware y software que mejor convenga, ya sea IBM, HP o Dell, por ejemplo.
IBM es una empresa de conocimiento que logró registrar 4186 patentes durante 2008, lo que compara con las 2030 de Microsoft y 1776 de Intel. Sus doce centros de investigación tienen brillantes científicos, incluyendo a premios Nobel. Estos investigadores, a diferencia de lo que ocurría antaño, trabajan en contacto con el mercado en proyectos concretos con clientes y así orientan sus investigaciones en el laboratorio.
¿Por qué pensamos que Oracle será el competidor más desafiante de IBM y no HP, Dell ó Accenture? Oracle adquirió a Sun en parte porque tiene hardware donde corren muchas de sus aplicaciones, pero también porque tiene un sólido negocio de servicios. En parte es mantenimiento, pero también tiene otros importantes servicios en el high-end. Oracle adquirió a BEA para competir con WebSphere y ahora a Sun por su hardware y su Java. Es una incorporación importante considerando que Oracle tiene gran experiencia y recursos en consultoría.
Oracle aún no tiene un brazo de servicios tan poderoso como IBM Global Services, pero está intentando su construcción y podría tener a su favor la consistencia de su liderazgo. Mientras que Sam Palmisano, el CEO de IBM continuador de la visión de Gerstner, deberá retirarse en poco más de dos años al cumplir la edad de 62 (como lo impone IBM), Larry Ellison, el CEO de Oracle, no enfrenta esa limitación y eso podría, según analistas especializados, favorecer a la continuidad del esfuerzo de su compañía.