Oracle lanza un servidor de aplicaciones para el low-end del mercado

9 Sep 2004 en Software

A finales de este año estaría disponible Oracle Application Server Standard Edition (SE), que ofrece la misma funcionalidad de su Application Server 10g a un precio mucho menor. Si bien Oracle apunta al rango de empresas de menor tamaño, la ausencia de soporte a las más recientes tecnologías Java en esta versión, podría generar cierta resistencia a su adopción.
Las limitaciones de esta versión alcanzan a la cantidad de procesadores, que no pueden ser más de dos, cobrándose por cada procesador unos 5.000 dólares en los EE.UU. y unos 150 dólares por cada usuario, con un mínimo de cinco.
Application Server 10g SE fue diseñado como aplicación lista para usar, según lo presentaron voceros de Oracle en su evento Open World, realizado en Londres esta semana. El sistema vendrá instalado con un portal preconfigurado con algunas capacidades de administración de contenidos y publicación, además de portlets para la incorporación de requerimientos específicos del servicio de aplicaciones para departamentos como marketing, finanzas, etc. Si los usuarios el día de mañana deciden incorporar más departamentos o usuarios, pueden hacer un upgrade. Al igual que sus competidores, Oracle busca un punto de acceso a las empresas de menor tamaño en cuanto a precio, pero deja de lado un detalle importante: la versión no está certificada para J2EE 1.4. J2EE 1.4 es considerada como la edición “Web services” en el desarrollo de Java en ambientes empresariales e incluye interoperabilidad esencial para la implementación de una arquitectura de Web services. Analistas especializados como Carl Lehmann, de META Group, señalan que el servidor de aplicaciones Oracle es pobre como producto al comparárselo con los de sus competidores como BEA, IBM o la misma SAP. “Apunta a compañías que tienen aplicaciones o bases de datos Oracle; como entorno de desarrollo, es débil frente a sus competidores,” agregó el analista. Esta debilidad, según rumores que circularon en el mercado, podría ser superada mediante la posible adquisición de BEA Systems por parte de Oracle.