Oracle comienza a mostrarse como proveedor integral del centro de datos

11 Ago 2010 en Software

Oracle está avanzando hacia su transformación en un proveedor integral de sistemas de información. La consigna o el paraguas de posicionamiento para su nueva encarnación es la de ofrecer la solución para un “Centro de Datos de la Próxima Generación” (Next generation data center).” Con esta proclama, comienza a desarrollar eventos a los que ha bautizado “Optimice con Oracle.” El primero tuvo lugar en las cercanías de las instalaciones de Sun en Palo Alto, California.
El evento arrancó con una presentación del ahora VP ejecutivo de sistemas de Oracle, John Fowler (antes ejecutivo de Sun), lo que muestra que Oracle necesita pasarle la pelota a su división sistemas si es que quiere incursionar en el mundo de la integración.
La presentación de Fowler tiene un título que abarca a algunas de las propuestas en las que Sun ya trabajaba antes de ser adquirida por Oracle: “IT impulsado por el negocio usando appliances, sistemas y nubes privadas.” (Business driven IT using Appliances, Systems and Private Clouds.)
Oracle inicia estas maniobras de marketing como parte de un accionar dirigido a la recuperación del negocio y base instalada de Sun; negocio que vaciló largamente antes de que se cerrara la adquisición por parte de Oracle. También es la primer insinuación de Oracle respecto a mostrarse con un enfoque más integrado que lo convierta en alternativa válida ante competidores como HP e IBM.
Los analistas, al igual que nosotros en Datamation, piensan que la base instalada de Sun debería ser el primer foco de este nuevo accionar. Charles King, analista de PundIT, resume la situación de la siguiente forma: “No me sorprendería escuchar retórica sobre lo buena que será la vida de los clientes Sun de aquí en adelante. Cuando un proveedor sale a un evento como este, su mensaje estratégico debe dirigirse a la principal base de clientes. Hay que asegurarse de que esos clientes estén satisfechos y de que presten adecuada atención a un mapa de ruta creíble y capaz de reducir la potencial deserción en la mayor medida posible.”
Dado que a Oracle todavía le falta mucho para lograr una integración que redondee múltiples soluciones hard/soft, es de esperar que el punto de partida para la nueva estrategia gire alrededor de abstracciones mayores, como cloud computing, optimización en el manejo de cargas de procesamiento e integración de infraestructura con middleware.
Oracle también hace pública su visión respecto a la arquitectura de un centro de datos moderno, capaz de alojar a la nueva generación de implementaciones cloud y de maximizar sus recursos y eficiencias. También está en el programa la consolidación y virtualización de los servidores Oracle Sun.
El camino de la comunicación de sus intenciones integradoras no es sencillo para Oracle. Debe cuidar sus fuentes de facturación. Por un lado está su actual e importante negocio de venta de software para otras plataformas de hardware y, por el otro, sus ventas de bases de datos sumamente horizontales y que incluyen a competidores como SAP.
IBM, por ejemplo, ha logrado flanquear estas aristas competitivas con su auto exclusión del negocio de aplicaciones. Para Oracle, esta alternativa no es posible y tendrá que verificar en un mecanismo prueba-error cuáles son los impactos de sus movimientos integradores.
El tanteo que inicia Oracle le permitirá definir qué grado de integración le conviene alcanzar en qué líneas de productos.
En la opinión de quién escribe este artícuo, Oracle necesita incrementar el core business de su división Sun reforzándola con elementos de middleware y administración de datos. De esa forma, sus propios clientes comenzarán a integrar mejor sus actuales aplicaciones e infraestructura sin disrupciones. Esto le dará tiempo para crear un ecosistema de integración originado en la demanda e ir adaptando sus recursos sin roces con sus actuales fuentes de rentabilidad.