Oracle apunta todos sus recursos a Cloud

7 Oct 2014 en Cloud Computing

El fundador y ahora CTO de Oracle, Larry Ellison, inauguró el evento Open World 2014 con un discurso que giró completamente alrededor de la nube, dejando fuera de toda duda que Ellison considera a los ambientes cloud como al próximo campo de batalla entre proveedores de IT. La presentación de Ellison prácticamente no tocó la temática del centro de datos tradicional, en donde Oracle compite con sus equipamientos, software de base, aplicaciones y mucho más.

 

Todo su discurso giró alrededor de los elementos en los que Oracle, según él, lidera. Así se paseó por las propuestas IaaS (Infrastructure as a Service), PaaS (Platform as a Service) y SaaS (Software as a Service).

Oracle no es precisamente una de las empresas más tempranas en cuanto a cloud computing. Ellison explicó este compás de espera diciendo que “su compañía tenía que permanecer fiel a la promesa que hizo a sus clientes hace 30 años.” De hecho, esa promesa nunca fue articulada de una forma coherente y Ellison se paseó por su versión de la historia de las bases de datos y aplicaciones.

“Nuestra estrategia cloud es desarrollar y comprar,” dijo Ellison. Y eso, que es cierto, explica la mescolanza de aplicaciones que la compañía trata de colgar de un entorno cloud caracterizado por las propias definiciones de Oracle. En el discurso de Ellison, Oracle aparece como líder en las diversas categorías en las que de hecho dominan otros proveedores como Amazon, IBM, Google, Microsoft, Salesforce y hasta algunos carriers de comunicaciones como British Telecom.

Cuando Ellison se fue refiriendo en el liderazgo “por mucho” de Oracle en cada categoría, le faltó sin duda mostrar los números del mercado.

El cambio de un modelo de licencias y mantenimiento a uno en la nube no es sencillo en lo que tiene que ver con los ingresos de una compañía como Oracle. Léase precio en lugar de ingresos si se lo ve del lado del cliente. Ellison dijo varias veces “vamos a tener un modelo de precio como el de Amazon, Microsoft o Google.”

En el transcurso de su presentación, Ellison sacó su As de Espadas: la base de datos. En su visión, todo el modelo cloud, en todas sus capas, necesita dar soporte a una base de datos, lo que la convierte en el principal elemento del rompecabezas que plantea Oracle.

Ellison también cree que la seguridad es importante y considera que será una de las ventajas diferenciantes de Oracle y en la que se trabaja duramente.

En síntesis y antes de pasar a algunos detalles, creemos que Ellison presentó una propuesta “one stop shopping” basada en la credibilidad que la compañía tiene frente a sus clientes. No sabemos si esa credibilidad es similar para quiénes no son clientes. También quedó claro que espera que Oracle gane dinero reemplazando precios por volumen y que el epicentro de ese potencial caudal de ingresos debería venir de las aplicaciones. Oracle presenta un montó de opciones en aplicaciones, tal vez demasiadas.

Pero veamos qué es lo que queda más en limpio de todo este cúmulo de presentaciones y anuncios realizados en Open World 2014 en San Francisco, California.

Oracle tiene que manejar su transformación

Oracle está en pleno desarrollo de su estrategia cloud. Y esta no es la primer gran transformación que atraviesa esta compañía. Con sus orígenes en las bases de datos, atravesó la era de cliente/servidor, el surgimiento de los ERPs y el advenimiento de las arquitecturas SOA (Service Oriented Architecture). En la actualidad, enfrenta un dilema de transición un tanto diferente a los anteriores. El modelo cloud afecta a las prácticas de facturación de licencias y pasa de un esquema de compra/mantenimiento a uno de suscripción. El riesgo que corren los ingresos en esa transición no es nada bajo. El cambio puede impactar en la estrategia, la forma de contemplar las finanzas, a las ventas, a los canales y a las relaciones con clientes.

La compañía se ha mostrado bastante ágil a la hora de reorientar a su fuerza de ventas y sus procesos de forma de poder impulsar sus propuestas cloud. Esta transición también pone nerviosos a los inversores ya que impacta en los ingresos y márgenes de utilidad. Es por esa razón, muy posiblemente, que en el evento Open World la gente de Oracle se esforzó tanto en demostrar que está controlando esta transición hacia un entorno que hasta el propio Larry Ellison denostaba hasta hace poco tiempo.

“Tocar un botón” es Oracle Fusion

Cuando Larry Ellison, en su discurso de inauguración del evento, se refirió a la propuesta cloud de Oracle como a algo que permite subir y bajar aplicaciones hacia y desde la nube con “sólo tocar un botón,” estaba hablando de las facilidades PaaS (Platform as a Service) que su compañía ofrece en la nube. Y en el núcleo de la capa PaaS de Oracle está Fusion Middleware y sus capacidades para ofrecer entornos de desarrollo y prueba simplificados, facilidad para crear aplicaciones móviles y para fundamentar extensiones cloud hacia soluciones operando en modo SaaS (Software as a Service) o bien en las instalaciones del cliente.

Sin duda la integración es una de las principales preocupaciones cuando se piensa en adoptar soluciones SaaS. Y es aquí donde la propuesta PaaS de Oracle juega un papel interesante como plataforma de integración capaz de superar el aislamiento de los silos que pueden proliferar con la adopción de soluciones SaaS en las empresas.

Como adelanto a lo que será la inclusión completa de la suite Fusion Middleware SOA en la nube, Oracle ha liberado un servicio de integración cloud algo más reducido que es en realidad un servicio de integración PaaS. En este srevicio ofrece integración a través de una interfaz gráfica y entre soluciones operando en cloud y en centros de datos de clientes; en cualquier forma de combinación.

Este nuevo servicio tiene una importante dosis de automatización con la capacidad de guiar a usuarios no técnicos a través del proceso. Esta automatización incluye el Discovery del entorno Oracle SaaS existente y presenta la recomendación de mapeado a seguir entre la fuente y el objetivo. La gente de Oracle espera que estas capacidades y facilidad de uso hagan de esta propuesta una elección interesante para sus usuarios.

La perspectiva de ECM en la nube

El año pasado, en este mismo evento, Oracle llamó a prestar atención a su Document Cloud Services. Se trata del producto para sincronizar y compartir archivos y se anunció como la primer parte de un portafolio ECM (Enterprise Content Management) que también esté disponible en la nube. En esta oportunidad, apareció un Document Cloud Services más robusto, con la seguridad necesaria y con la capacidad agregada de borrado remoto de contenidos en dispositivos móviles. El contenido que maneja esta plataforma es encriptado para ofrecer protección adicional. Según el anuncio, durante el año que sigue la mayoría del portafolio ECM de Oracle estará disponible en la nube. Si bien Oracle está detrás de la mayoría de los proveedores de ECM con capacidad cloud, se trata de una tecnología que no ha evolucionado tremendamente y que, según las consultoras como Ovum Research, ECM en la nube comenzará a ganar adopción en los próximos dos o tres años. Conclusión, Oracle tiene tiempo.

El mundo cloud requiere mayores niveles de servicio

En Open World todos se refirieron a los servicios de nube pública de Oracle como estando a la altura de los niveles que requieren las empresas. Califican a sus propias propuestas como de grado empresarial en términos de performance, confiabilidad, disponibilidad, escalabilidad y seguridad. Sin embargo, en términos de SLA (Service Level Agreements), la disponibilidad está en un promedio de 99.5% y si bien la compañía habla de un 99.999% de disponibilidad en términos de capacidad de alimentación y enfriamiento. Los tiempos de caída de ese 99.999% no incluyen a los tiempos de parada planificada para mantenimientos y upgrades. Tampoco incluyen caídas por denegación de servicio, hackeo, ataques con virus o bien a las paradas que surgen de la falta de capacidades de monitoreo y administración.

Todos esperan que Oracle mejore pronto estos niveles de SLA a través de diversos ajustes. Es posible que Oracle imite a competidores como AWS (Amazon Web Services), que ofrece tableros de información sobre disponibilidad para que todos puedan verlos.