Objetivos del cliente vs. Experiencia de Usuario

4 Ago 2014 en Las Agencias Informan

GlobalLogic analiza esta situación y plantea cual debería ser el primer objetivo de los diseñadores UX involucrados en un producto.

Desde la compañía se planteó este interrogante y se decidió profundizar sobre los objetivos de los clientes y cómo estos interfieren en la Experiencia de usuario. Es común encontrar a muchos profesionales de diseño de UX y UI que consideran que crear una inolvidable experiencia de usuario es un fin en sí mismo. Sin embargo, desde GlobalLogic consideramos que los objetivos de negocio deberían triunfar sobre lo que los usuarios necesitan, es decir generar un “retorno de inversión” es más importante para un website o aplicación Mobile que mantener a los usuarios a gusto.

La dura verdad

Si una organización no considera que su producto (website, app mobile, bien físico, etc) va a generar alguna suerte de retorno de la inversión (financiero o de algún tipo) entonces, sencillamente no debería tenerlo. En otras palabras, si un producto no paga por sí mismo su desarrollo significa que la tarea como diseñadores UX no fue llevada a cabo correctamente.

Es por ello, que desde GlobalLogic sostenemos que el primer objetivo debería ser cumplir las expectativas y objetivos de los clientes. No se desarrollan buenas experiencias de usuarios solo para hacer a los usuarios felices, sino que además se pretende obtener una respuesta favorable a la propuesta planteada y buscamos que ejecuten determinadas acciones en el producto, que finalmente generará ese “retorno” que nuestros clientes requieren.

User Experience es Importante

Un buen diseño UX conduce de manera fluida a los usuarios para que completen el determinado negocio que diseñamos. Así mismo, usuarios felices producen muchos otros beneficios, ya que un usuario conforme recomendará el producto a sus pares, y será mucho más paciente si en algún momento las cosas no van como lo esperaba.

En definitiva, usuarios entusiastas se convierten en voluntarios invaluables; ellos tienen innumerables ideas acerca de cómo mejorar el producto. Ellos son, de hecho, muchísimo más valorable que cualquier grupo de profesionales avocados a esa tarea.

¿Tenemos entonces el Balance Correcto?

Como conclusión, es preciso comprender que se debe invertir el mismo tiempo y esfuerzo en entender y conseguir los objetivos empresariales como en conseguir buenas experiencias de usuarios.

Siempre que se esté frente a un nuevo proyecto, habrá que analizar cuánto tiempo de planificación, elaboración de tests de usabilidad, prototipado, diseño final de interface, desarrollo, testing y puesta en producción demanda y habrá que compararlo con el tiempo que se utiliza para entender los objetivos empresariales de los clientes y desarrollar un plan para llevarlos a cabo. Finalmente recién ahí se sabrá si el balance es el adecuado.