Nuevos procesadores Intel favorecen competencia con Apple

25 May 2010 en Mobile

Intel amplió su variedad en procesadores ULV (Ultra Low Voltage) incluyendo a varias líneas, desde Celeron a Core i7. El mercado objetivo es el de las notebooks ultra delgadas.
Las notebooks ultra delgadas son las que tienen un espesor de 0.8 a una pulgada y pesan hasta dos libras menos que las tradicionales laptops. Digamos que este anuncio abre camino a máquinas que usen Windows 7 como sistema operativo y quieran ser competencia de la MacBook Air de Apple, pero a un precio bastante menor.
Estos nuevos procesadores ULV están construidos con el proceso de 32 nanómetros de Westmere, el diseño de segunda generación para la arquitectura Nehalem. Su consumo de sólo 17 watts, resulta la mitad del de su generación anterior, que es de 35W. Así lo explicó Mooly Eden, VP y gerente general del PC Client Group de Intel.
Los procesadores van del Celeron U3400 y Pentium U5400 en el nivel menor, a Core i7-660UM en el high end. Cada uno de ellos tiene avances tecnológicos notorios. En Core i3, el procesador incorpora HyperThreading. En i5 e i7, ocurre lo propio con Turbo Boost, la tecnología que desactiva un núcleo o core y le da velocidad extra a los que permanecen activos. Se demostró una laptop con un clock de 1.06GHz, que alcanzó 1.86GHz en ráfagas cuando una aplicación “single-threaded” (que no utiliza paralelismo) necesitó más velocidad.
Respecto a la energía, el suministro se divide entre cores. De esta forma, un procesador dual-core con 17W de consumo, aplica algo más de 8W a cada core. Cuando uno está inactivo, se desactiva y así se economiza energía. Los procesadores tanto para laptops, como para dekstops, reciben un plus de 400MHz a 600MHz con Turbo Boost, pero con los procesadores ULV, la potencia extra es de 800MHz.
Eden destacó las ventajas de entregar estas capacidades con la arquitectura Nehalem, “la cual nos permite entregar esta potencia en el segmento móvil. Logramos un equilibrio perfecto entre duración de batería, rendimiento y formato.”
Al igual que los procesadores Westmere para laptops, los nuevos chips ULV tiene lo que Intel denomina HD Graphics. Es un procesador gráfico (GPU) en el mismo die que la CPU. Con la tecnología Westmere, el rendimiento de la CPU es un 35% mayor que en la generación Nehalem y la GPU on-die ofrece un rendimiento de video un 40% superior. Siempre según Eden, la performance gráfica es del doble que en los “viejos” chipsets integrados.
Todos estos chips tienen el mismo empaquetamiento y diseño de uso de energía. Los fabricantes pueden diseñar un shell que use cualquiera de los chips. Intel ya cuenta con fabricantes exitosos en estos diseños; entre ellos: Acer, Asus, Lenovo y MSI.