Nuevo software de virtualización de IBM automatiza la instalación de patches, upgrades y updates

11 Sep 2006 en Software

Se trata de Tivoli Provisioning Manager (TPM), basado en la tecnología de Rembo Technology, empresa adquirida por IBM en mayo de este año. Es una herramienta de automatización que compite con las de HP, Opsware y Altiris.
El software analiza el estado de la red y cuando detecta que hay suficiente ancho de banda, dispara upgrades, por ejemplo, sin afectar el rendimiento de los sistemas que están ejecutándose. El producto también realiza controles automáticos de compliance para verificar si los patches de seguridad fueron actualizados e implantados en toda la red.
Este producto apunta a simplificar la tarea de actualización de upgrades de aplicaciones y patches de seguridad en organizaciones donde hay cientos o más de puestos de trabajo, notebooks, servidores departamentales y dispositivos wireless, etc.
En una compañía, por ejemplo, se puede utilizar a TPM para verificar cuándo se dispone de ancho de banda suficiente para desplegar upgrades en un software de email sin tener que asignar servidores extra, ni programar los cambios del software en momentos de menor tráfico ni tampoco ocuparse de monitorear a ese tráfico para controlar la situación.
A la tecnología básica de Rembo, IBM agregó dos importantes capacidades: Control adaptable de ancho de banda y peering. TPM dispone de capacidades de control de ancho de banda  adaptable que da prioridad a las aplicaciones más importantes del negocio, pero al tiempo que permite realizar las tareas de IT, como updates de antivirus, cuando el ancho de banda así lo permite.
Otra capacidad es la de peering, método basado en el enfoque de la computación grid y utilizado para la distribución de software en redes de cualquier sitio geográfico, permitiendo que los archivos sean descargados desde desktops o servidores locales en cada punto. Así, el software llega a los usuarios más rápido sin recargar servidores o atascar el tráfico.
TPM ha sido integrado en IBM Tivoli Change and Configuration Management Database, de modo que ambas tecnologías  puedan compartir información sobre el estado de los servicios de IT.