Nuevo estándar Linux para combatir la fragmentación de esta plataforma

20 Sep 2005 en Software

El pasado martes 20 de septiembre se liberó la especificación Linux Standars Base 3.0 (LSB 3.0), que llega a un año de su predecesora LSB 2.0 y constituye un verdadero esfuerzo para evitar la fragmentación de Linux. Este esfuerzo es apoyado por la mayoría de los proveedores del sistema operativo Linux.
LSB es desarrollada por Free Standards Group para disponer de estándares de interoperabilidad a través de un conjunto de APIs y librerías con las que los desarrolladores independientes de software pueden desarrollar y portar aplicaciones que funcionarán sobre distribuciones con certificación LSB. El estándar LSB soporta siete arquitecturas: IA32, IA64, PPC32, PPC64, S390, S390X y X86_64.
Según Jim Zemlin, CEO del Free Standards Group, cabe destacar que LSB 3.0 tiene una interfaz binaria de aplicaciones (ABI) para C++ que será utilizada por los principales distribuidores de Linux. “Esto reduce el esfuerzo y costo de desarrollo para quienes desean hacer aplicaciones para varias distribuciones de Linux. Todos los distribuidores están embarcados y certificados desde un principio. Estamos en sincronía con los ciclos de releases de productos. Se facilita el desarrollo para la plataforma Linux,” destacó Zemlin.
Red Hat, Novell (SuSE), Debian Common Core Alliance y Asianux certificaron LSB. Madriva y otros están camino a certificar.
Algunos analistas sostienen que cada proveedor usa su versión de kernel propia, que no es la de Linux.org, y que también esos componentes clave pueden estar a diferentes niveles de versión, lo cual habla de que la fragmentación ya existe. Ante esa consulta, Zemlin se apura a responder que la versión de kernel no tiene impacto en la certificación LSB porque las interfases para aplicaciones LSB están a un nivel mucho más alto que las interfaces directas a nivel de sistema de una pieza de hardware, por ejemplo. “Los desarrolladores que escriban sus aplicaciones a la ABI especificada por LSB tendrán aplicaciones portables entre entornos LSB sin importar la versión de los kernels.
Para la próxima versión, la 4, Zemlin promete que habrá módulos para la especificación en el desktop y para la administración. “Son áreas importantes para la expansión de Linux en los mercados de consumidores y empresarial, sobre todo en mercados emergentes,” comenta Zemlin.